VUELA EL CISNE DEL LAGO




1881, saborea el último sorbo de agua del Lago de Maracaibo, el poeta, novelista, costumbrista, marino y militar, José Ramón Yepes, quien solía buscar inspiración paseándose a orillas del estuario zuliano.

De niño sufrió una fractura en una pierna y debió ser trasladado a Caracas para ser atendido por el médico José María Vargas; recuperado de su lesión, empieza a estudiar en el colegio de don Feliciano Montenegro y Colón, donde adquiere una sólida formación ciudadana y una vasta cultura literaria.

El 1° de diciembre de 1840, se embarca en la goleta de guerra 28 de Diciembre, donde inicia una prolongada y ascendente carrera marina que lo llevó a alcanzar el grado de General de Brigada.

En 1842, estudia en la Escuela Naval de Maracaibo; en 1848 pelea en el combate naval del Puerto de Capana, y en ese mismo año comanda la goleta Intrépida en el paso por la Barra de Maracaibo.

José Ramón Yepes fue también comandante del bergantín Presidente y del vapor de guerra General Jackson; capitán del Puerto de Maracaibo y director de Marina del Ministerio de Guerra y Marina.

Sus últimos años de vida transcurrieron en Maracaibo, hasta que el 20 de agosto de 1881, Yepes escribía un poema dedicado al maestro Andrés Bello, cuando resbala y cae a las aguas del Coquivacoa que tanto amó y escribió.

A pesar de que era almirante de nuestra Armada murió ahogado.



APOSTADORES MARACUCHOS


Dos apostadores enfermizos están mirando a la vieja del frente que tiene las piernas abiertas y dicen: - La pantaleta de la señora es negra; el otro apostador brinca y dice: - NO! es marrón... Mandan a un carajito a verificar de qué color es la pantaleta y al regresar les dice: - Se pelaron los dos, ni es negra ni es marrón… son moscas.