SAN ANTONIO DE GIBRALTAR




1592, a través de una Real Cédula fechada este día, se confirma la fundación de San Antonio de Gibraltar, que se hizo a principios de ese año por el capitán Gonzalo Piña Ludueña, atendiendo a una Providencia dictada en 1591 por el Cabildo de Mérida, mediante la cual se daba comisión a dicho Capitán para que fundara un pueblo en la ribera del Lago de Maracaibo.

De acuerdo con ese documento, Piña Ludueña dejó fundada la villa y nombró como primer teniente gobernador a Rodrigo de Argüelles, hombre excesivamente cruel que combatió muchas rebeliones de los indígenas.

Esta zona tomó una gran importancia agrícola y comercial; sufrió ataques y destrucciones de los quiriquires, sobre todo en 1600, cuando fue saqueada y quemada, originándose la tradición del Cristo Negro.

Por su gran importancia como puerto de exportación de mercancías, fue atacada por los piratas Henrique Gerardo, William Jackson, Henry Morgan, Miguel El Vascongado y otros, quienes cargaron con sus riquezas.

Hoy esta población está rodeada de haciendas, cuenta con buenas playas y sus habitantes conservan la pureza étnica, culinaria y las costumbres afrozulianas.

La Procesión de Semana Santa, la Gaita de Tambora, los Chimbángueles y las Fiestas de San Benito, colman de alegría la vida de los gibralteños.

APOSTADORES MARACUCHOS


Dos apostadores enfermizos están mirando a la vieja del frente que tiene las piernas abiertas y dicen: - La pantaleta de la señora es negra; el otro apostador brinca y dice: - NO! es marrón... Mandan a un carajito a verificar de qué color es la pantaleta y al regresar les dice: - Se pelaron los dos, ni es negra ni es marrón… son moscas.