MARACAIBO CON VIENTOS HURACANADOS




Por ser Maracaibo una ciudad ribereña, siempre ha estada expuesta a fenómenos naturales como huracanes, mangueras, chubascos, vendavales, tormentas eléctricas, etc.

Un acontecimiento de esta naturaleza ocurrió el 25 de julio de 1813, todavía la provincia de Maracaibo en manos de la autoridad española.

Entre la noche del 25 y la madrugada del 26 de julio, se produjo en Maracaibo un vendaval que arrasó sementeras, derribó casas, destruyó embarcaciones y causó un gran pánico a los habitantes de la tierra del sol amada. Una embarcación fue arrastrada por el oleaje y el viento hasta la calle Ciencias esquina avenida Páez. Esa fue la noticia del año, cómo una embarcación tan pesada llegó a anclarse en pleno Centro de Maracaibo.

Comenzaron las especulaciones, y por tal motivo, los marabinos comenzaron a llamar por mucho tiempo esa intersección, como La Esquina de la Balandra, en alusión a esa embarcación pequeña con cubierta, utilizada comúnmente para la pesca.


Por: Agustín Arteaga


APOSTADORES MARACUCHOS


Dos apostadores enfermizos están mirando a la vieja del frente que tiene las piernas abiertas y dicen: - La pantaleta de la señora es negra; el otro apostador brinca y dice: - NO! es marrón... Mandan a un carajito a verificar de qué color es la pantaleta y al regresar les dice: - Se pelaron los dos, ni es negra ni es marrón… son moscas.