LUIS ANTONIO ESCARAY GUILLÉN

El Zuliano Rajao



1961, nace específicamente en el Hospital Universitario de Maracaibo, Luis Antonio Escaray Guillén, quien debuta en los escenarios gaiteros a la corta edad de 13 años con la agrupación Nueva Era de Las Morochas, su pueblo querido en la Costa Oriental de Lago.

Pasa por varios grupos gaiteros, gana festivales interliceístas e incursiona en la música bailable zuliana con varias agrupaciones.

Regresa a la Gaita por la puerta grande ingresando en 1990 a Rincón Morales "El Coloso de Cantares", donde graba junto al parrandero Ender Fuenmayor, La meneá.

Luego prueba suerte con los Cardenales del Éxito y Pillopo; con este último se dio a conocer como cantautor con la obra musical No mojo pero empapo, donde compartió autoría con Neguito Borjas, y que más adelante, el mismo Escaray versionó en su voz con el Gran Caribe.

En 1995, ingresa a VHG y se gana todos los premios con Conciencia, Gaita del Año 1995, y de su autoría, acompañado de Nancy de Fernández y la siempre pequeña Andreína Carrizo.

Posteriormente vienen otros éxitos como: Ultraje, con Gustavo Aguado; Por allí se va la patria, 90-60-90, con Carlos Méndez; Primero es mi gaita, donde exigió el premio Orquídea para la Gaita; La chupa chupa, La voy a tocar a pie, Déjala que agarre el golpe, Alma zuliana, entre otros éxitos.

Desde la Costa Oriental del Lago, Luis Escaray enfrentó con humildad, pero con talento y gallardía, a los radiodifusores vinculados con los gaiteros de Maracaibo, que quisieron cerrarle las puertas, pero la maldad no pudo con él, y logró convertirse en el más importante gaitero del siglo XXI, quien nos dejó el "Estilo Escaray", legado que han continuado hasta sus propios adversarios.


APOSTADORES MARACUCHOS


Dos apostadores enfermizos están mirando a la vieja del frente que tiene las piernas abiertas y dicen: - La pantaleta de la señora es negra; el otro apostador brinca y dice: - NO! es marrón... Mandan a un carajito a verificar de qué color es la pantaleta y al regresar les dice: - Se pelaron los dos, ni es negra ni es marrón… son moscas.