''LA SEMPITERNA REINA DE LA GAITA''




1950, un día jueves, a las 5:30 de la mañana, en una casa ubicada en la avenida Bella Vista de Maracaibo, justo al lado de La Hoyada, la famosa comadrona maracaibera Encarnación Fernández, recibe en sus manos a Gladys Mercedes Vera Mora, una de las voces más bella de la gaita zuliana.

Sus estudios de primaria los realiza en el Colegio La Merced y los de secundaria en el Liceo Rómulo Gallegos.

En 1962, con tan solo 12 años, se inicia en el mundo de la Gaita como furrera, instrumento que ejecutaba con la mano izquierda.

El primer conjunto al cual pertenece fue a Santa Canoíta, aunque no logra grabar, allí se codea con Ricardo Aguirre, Douglas Soto, Francisco "Machorro" Morales, entre otros. Más adelante ingresa a Santanita, agrupación de su hermano Miguel Mora, donde impone decenas de éxitos gaiteros. Luego engalana las divisas gaiteras: Maragaita, Cardenales del Éxito y Los Colosales.

Algunos de sus grandes éxitos son: Mi orgullo, Por eso gaita, Amor marginal, Fuente divina, Anhelo, Mi vieja plaza Baralt, Cuando el amor se va y muchos otros más.

En 1978, en el Festival de Cantantes y Compositores, obtiene el primer lugar, y en la segunda fase del Concurso, denominado Triunfador de Triunfadores, obtiene también el primer lugar, esto con la obra musical Juventud y Vejez, de Eshirel Chacín.

Por su afinada y dulce voz, ha sido invitada para grabar coros o compartir escenarios con los conjuntos: Birimbao, Gran Coquivacoa, Los Compadres del Éxito y otros.

En 1993 fue exaltada a Patrimonio Musical del Estado Zulia por Decreto N° 13-A de la Gobernación del Estado.

El gran maestro y reconocido arreglista Juan Belmonte le escribió una suite gaitera titulada: Gladys Vera, Perpetuum, la cual se estrena el 4 de noviembre de 1994, acompañada por la Orquesta Sinfónica del Zulia y en el escenario del Teatro Bellas Artes de Maracaibo.

El calificativo de "La Sempiterna Reina de la Gaita", fue un gran acierto del locutor caraqueño Víctor Prada Vallés, reconocido en toda Venezuela por sus aportes a la Gaita y a la Salsa.

El 14 de septiembre de 2015, nos tocó dar una noticia que estremeció nuestras fibras de gaitero, al anunciar la lamentable partida de esta estrella brillante del género más popular de nuestra región; y seguimos expresando el eterno agradecimiento por esas hermosas melodías que nos regalara, todas acompañadas con la magia de su voz y de los instrumentos gaiteros.

APOSTADORES MARACUCHOS


Dos apostadores enfermizos están mirando a la vieja del frente que tiene las piernas abiertas y dicen: - La pantaleta de la señora es negra; el otro apostador brinca y dice: - NO! es marrón... Mandan a un carajito a verificar de qué color es la pantaleta y al regresar les dice: - Se pelaron los dos, ni es negra ni es marrón… son moscas.