GAITERO PROTESTATARIO HERMES CHACÍN




Esta nota tiene como objeto, recordar la figura de un humilde zuliano que dedicó gran parte de su vida a la creación de obras musicales que exaltan las bondades de su amado pueblo.

Nos referimos al consagrado compositor Hermes Chacín, quien falleció el 13 de noviembre de 1987, y nos dejó un ramillete de hermosas gaitas y décimas, que impactaron al público por sus certeros contenidos.

Conozcamos un poco más de este respetado cultor popular del Zulia:

El 17 de mayo de 1917, nace en el sector El Toro, Isla de Toas, Zulia, el guitarrista, cuatrista y compositor gaitero, Hermes Segundo Chacín Parra.

Este decimista zuliano sí supo utilizar este género musical del Zulia para exaltar la belleza de su tierra, y además, como herramienta de denuncia contra los políticos corruptos de su tiempo.

Entre sus composiciones más destacadas se encuentran: Zulia petrolero, Mala situación, Míster plátano, Los rebullones, Yo quiero ser diputado, La corruptela, Los chupamedias, No nos salva ni Mandraque, Nuestra entidad, entre otras.

Este valiente compositor zuliano ganó el premio internacional Mercurio de Oro (1981); también obtuvo el primer premio en el Festival Gaitero Ricardo Aguirre (1977); al año siguiente sorprende con Los rebullones y se gana el premio Sol del Zulia; igualmente el primer premio del IX Festival de la Gaita del Zulia Virgilio Carruyo (1982).

A Hermes Chacín le fue otorgado el Premio Gaitero de Oro, placa como finalista en el Festival Pampero con la gaita Viva nuestra identidad, y ocupó el tercer lugar en el Festival de la Nacionalización de la Industria Petrolera en 1984.

En 1968, entregó la obra musical Míster plátano a Cardenales del Éxito, a través de la cual dio a conocer a una gran figura de nuestra Gaita Zuliana, nos referimos a Ricardo Portillo.

Con décinas y gaitas protestas también catapultó a una figura femenina de la región. Hablamos de Elsa Espina de Ávila, esposa de Germán Ávila, y por su puesto madre de "Germancito". Ella hizo estremecer a los políticos corruptos con Los rebullones, Los chupamedias y No nos salva ni Mandraque.


Por Agustín Arteaga


APOSTADORES MARACUCHOS


Dos apostadores enfermizos están mirando a la vieja del frente que tiene las piernas abiertas y dicen: - La pantaleta de la señora es negra; el otro apostador brinca y dice: - NO! es marrón... Mandan a un carajito a verificar de qué color es la pantaleta y al regresar les dice: - Se pelaron los dos, ni es negra ni es marrón… son moscas.