EDUARDO LÓPEZ RIVAS, PERIODISTA

El Zuliano Rajao



El 10 de septiembre de 1850, nace en Maracaibo el docente, intelectual y periodista Eduardo López Rivas, quien usó en sus escritos el seudónimo de Capuleto.

Cursó sus primeros estudios en el Colegio Federal del entonces Gran Estado Falcón-Zulia, trasladándose posteriormente a Francia para continuar su bachillerato, donde adquirió grandes conocimientos.

De nuevo en su tierra natal y ante la presencia del Gobierno autoritario de Antonio Guzmán Blanco e impulsado por la preocupación y bienestar público, lo llevaron a ejercer el periodismo como medio de denuncia.

En 1872, funda y edita La Antorcha, semanario de Literatura, Ciencias y Arte; posteriormente trabaja como redactor en El Periódico, semanario de Política, Economía y Literatura; también trabajó para el semanario El Mensajero, dedicado mayormente a asuntos económicos.

En mayo de 1879, funda, edita y dirige El Fonógrafo, del cual se retira en 1908, dejando este importante periódico en manos de sus hijos Carlos y Eduardo López Bustamante.

En 1881, funda la Imprenta Americana, el mejor taller de la época, de larga trayectoria y el primero en presentar en Venezuela trabajos de tricromía. También fue el fundador en 1888, de El Zulia Ilustrado, primer periódico del país en reproducir fotografías.

Este importante periodista zulian muere en su ciudad natal el 22 de julio de 1913, dejándole al país un legado periodístico extraordinario.

Para homenajear a este recordado intelectual, los días 23 y 24 de febrero de 2015, se realizaron los honores relativos al traslado de sus restos mortales al Panteón Regional.

Sin duda alguna, Eduardo López Rivas fue un gran zuliano digno de admirar y un periodista ejemplar.

APOSTADORES MARACUCHOS


Dos apostadores enfermizos están mirando a la vieja del frente que tiene las piernas abiertas y dicen: - La pantaleta de la señora es negra; el otro apostador brinca y dice: - NO! es marrón... Mandan a un carajito a verificar de qué color es la pantaleta y al regresar les dice: - Se pelaron los dos, ni es negra ni es marrón… son moscas.