BETULIO MEDINA, INMENSIDAD VOCAL




1949, nace en San Rafael del Moján, estado Zulia, Betulio Medina Paz, el menor de doce hermanos.

Siendo muy niño se incorpora como maraquero al grupo Alma Zuliana, fundado por su papá y por su hermano Moisés. Aparte de las maracas, también ejecuta el arpa, la guitarra y el bajo.

En Santa Rosa de Agua, pueblo palafítico de la zona norte de Maracaibo, vive sus primeros años de infancia y de adolescencia. Allí constituye grupos de Gaita para participar en actividades culturales organizadas por las instituciones educativas.

A la edad de 13 años, da vida a su primer proyecto personal y funda el grupo Los Inolvidables. Más adelante, junto a sus hermanos mayores, participa en la agrupación Venezulia, donde se desempeña como tamborero. Tuvo una experiencia musical que lo marcó para toda la vida junto a sus hermanos con la agrupación polifónica Alma Zulia, recorriendo toda Venezuela y algunos países del continente.

En 1968, ingresa a los Cardenales del Éxito, donde se da a conocer con la obra musical La Portentosa, y luego en Caracas, en 1972, junto a Alí Carroz, organiza el grupo Oro Negro.

Muy activo en la capital venezolana y reconocido como tenor, es invitado a participar en algunas óperas y zarzuelas que se escenificaban en el Teatro Nacional.

Se separa de Oro Negro, y en 1974, decide formar su propia agrupación denominada Maracaibo 15, nombre sugerido por el famoso locutor venezolano Renny Ottolina.

Por las filas de este conjunto gaitero han pasado innumerables cantantes, y entre sus éxitos se encuentran:

La Negra del Tamunangue, La Moza, Dame un abrazo, Amparito, Viejo año, La Negra Dorotea, La Chinca, 18 de noviembre, Venga un abrazo, El Cañonazo y muchos otros más.

Desde El Zuliano Rajao deseamos que Dios siga llenando de vida y de éxitos a Betulio Medina, "La Voz de la Navidad".

APOSTADORES MARACUCHOS


Dos apostadores enfermizos están mirando a la vieja del frente que tiene las piernas abiertas y dicen: - La pantaleta de la señora es negra; el otro apostador brinca y dice: - NO! es marrón... Mandan a un carajito a verificar de qué color es la pantaleta y al regresar les dice: - Se pelaron los dos, ni es negra ni es marrón… son moscas.