URDANETA ASUME LA PRESIDENCIA

El Zuliano Rajao



El 5 de septiembre de 1830, nuestro máximo héroe regional, Rafael Urdaneta, asume la Presidencia de la Gran Colombia ante el vacío de poder dejado por el presidente Mosquera.

El Libertador Simón Bolívar iba en camino de su parada final; el presidente Mosquera ya había firmado su capitulación con el general Jiménez, jefe de la Revolución.

Urdaneta como ministro de Guerra no podía contener en pocos días una insurrección que ya era triunfadora y causaba desaliento entre la gente del Gobierno.

Urdaneta estaba consciente de la grave responsabilidad que asumía, pero se sentía respaldado por la asamblea popular que el 2 de septiembre, reunida en Bogotá, le confirió poderes especiales.

Además, Urdaneta había quedado avalado por el propio Consejo de Gobierno antes de disolverse, en su última reunión de este mismo día.

Ya encargado de la Presidencia de la Gran Colombia, el zuliano Rafael Urdaneta entra a conciliar los ánimos.

Un testigo presencial escribió: "En las circunstancias en que Urdaneta recibió el Gobierno, todos quedaron contentos, pues temían que se entronizara la anarquía, que tantos males causa a los pueblos".

APOSTADORES MARACUCHOS


Dos apostadores enfermizos están mirando a la vieja del frente que tiene las piernas abiertas y dicen: - La pantaleta de la señora es negra; el otro apostador brinca y dice: - NO! es marrón... Mandan a un carajito a verificar de qué color es la pantaleta y al regresar les dice: - Se pelaron los dos, ni es negra ni es marrón… son moscas.