SOCIEDAD DRAMÁTICA DE MARACAIBO

El Zuliano Rajao



1977, inicia sus funciones en la Casa de la Capitulación, frente a la Plaza Bolívar de Maracaibo, y bajo la dirección del profesor Enrique León, la agrupación teatral Sociedad Dramática de Aficionados.

Se estrenó en La Casa de Morales con la obra, La Velada Artística y Recreativa, libreto concebido y dirigido por el propio Enrique León. Allí actuaron: Homero Montes, Orlando Atique, Rolando Urrutia, Aquiles Adrianza, Titina Blanco, Víctor Carreño, entre otros.

Ese mismo año iniciaron su programa radial Un Tiempo para el Teatro, por Radio Selecta 1.390 AM, todos los domingos y casi por dos años al aire.

En 1984, asisten al XII Festival Cervantino de Guanajuato, México, evento para el cual debieron cambiar su nombre por el de Sociedad Dramática de Maracaibo, con el fin de identificarse con la ciudad que deseaban poetizar.

En 1985, montaron la obra Recuerdo del País de las Tandas y Evento en Casa de Marisela, ambas de Enrique León, y estrenaron Edipo Rey de Sófocles, en versión de Ofelia Soto y Enrique León, obra con la cual asistieron al IV Encuentro Internacional de Drama Griego Antiguo de Delfos (Grecia), y al III Festival Iberoamericano de Teatro de Cádiz, España, en 1988.

El 14 de diciembre de 1996, inauguran su Centro de Producción Cultural, donde montaron Olas de Fuego, de Nelly Oliver; Contradanza para Dos Piezas de Cámaras, de Enrique León; Piochas: Fases de una Luna, de Nelly Oliver; y Agua de Colonia, también de Enrique León.

Esta agrupación teatral mantuvo por mucho tiempo un taller permanente de teatro con las siguientes actividades: Talleres de Expresión Infantil y Juvenil Denominado La Caja del Cachicamo, el Teatro con Jóvenes, el Fondo Editorial Pancho El Pájaro, La Galería, El Teatro Comunal, La Sala Abierta y el Centro de Investigaciones para las Artes del Caribe.

APOSTADORES MARACUCHOS


Dos apostadores enfermizos están mirando a la vieja del frente que tiene las piernas abiertas y dicen: - La pantaleta de la señora es negra; el otro apostador brinca y dice: - NO! es marrón... Mandan a un carajito a verificar de qué color es la pantaleta y al regresar les dice: - Se pelaron los dos, ni es negra ni es marrón… son moscas.