SE LIBRA LA BATALLA DE CARABOBO

El Zuliano Rajao



En 1821, siguiendo las instrucciones del Libertador Simón Bolívar, el zuliano Rafael Urdaneta, sale de Maracaibo con sus tropas con destino a Coro y a Carora. Allí tiene que quedarse por graves problemas estomacales, pero su Ejército continúa.

Bolívar había iniciado su marcha en Barinas con dirección a Guanare y a San Carlos; Páez parte de Achaguas, y tras una penosísima marcha, al mando de 2.500 hombres y conduciendo 2.000 caballos de reserva y 4.000 novillos para el abastecimiento del Ejército, llega a San Carlos el 4 de junio.

Finalmente, el 24 del mismo mes, se enfrentaron a las 12 del mediodía, 4.079 realistas contra 6.500 patriotas. Apenas la mitad de los efectivos pudieron participar en la Batalla, que culmina en cuestión de una hora.

La División de Páez fue prácticamente la única que intervino, con sus llaneros y la Legión Británica. Fue tan contundente la hazaña de Páez, que el Libertador lo ascendió a General en Jefe en el mismo campo de batalla.

La Batalla de Carabobo aseguró la Independencia de Venezuela, si bien hubo que esperar hasta el 24 de julio de 1823, para rubricarla definitivamente con la Batalla Naval del Lago de Maracaibo.

APOSTADORES MARACUCHOS


Dos apostadores enfermizos están mirando a la vieja del frente que tiene las piernas abiertas y dicen: - La pantaleta de la señora es negra; el otro apostador brinca y dice: - NO! es marrón... Mandan a un carajito a verificar de qué color es la pantaleta y al regresar les dice: - Se pelaron los dos, ni es negra ni es marrón… son moscas.