RÓMULO GALLEGOS, LAUREADO ESCRITOR




5 de abril de 1969, fecha cuando la colectividad nacional lamenta una gran pérdida humana, fallece en Caracas, su ciudad natal, el más brillante de nuestros escritores, Rómulo Ángel del Monte Carmelo Gallegos Freire, apreciado docente, escritor y político, poseedor una talla intelectual que generó en sus conciudadanos la confianza necesaria para enrumbar a nuestro país por los senderos democráticos, algo parecido con lo que ocurrió en el siglo XIX con el eminente médico venezolano José María Vargas, ambos víctimas junto a su pueblo, de los militares golpistas y antidemocráticos.

La educación primaria la inicia en el Seminario Metropolitano de Caracas, pero a la edad de nueve años pierde a su madre Rita Freire Guruceaga, y con doble nostalgia abandona sus estudios para colaborar con su padre en el mantenimiento del hogar.

Finalmente, con mucho esfuerzo, logra culminar sus estudios primarios en el Colegio Sucre; luego, en 1904, recibe su título de bachiller, ingresando inmediatamente a la Universidad de Caracas, donde se inscribe para estudiar Agrimensura y Derecho, carreras que abandona al darse cuenta que su verdadera vocación eran las letras.

Ya en 1903 había redactado varios artículos en el semanario El Arco Iris, donde publicó uno de sus primeros ensayos, titulado Lo que somos. El 31 de enero de 1909, sale a luz pública la revista La Alborada, y como redactor publica el artículo Hombre y principios, a través del cual gana prestigio como escritor, al dar a conocer ensayos muy versátiles que sorprendieron a la crítica de entonces.

Entre las obras más conocidas de este gran escritor venezolanos tenemos: El Último Solar (1920), La Trepadora (1925), Doña Bárbara (1929), Canta Claro (1934), Canaima (1935), Pobre Negro (1937), El Forastero (1942), Sobre la misma tierra (1943), La brizna de paja en el viento (1952), La posición en la vida (1954), La Doncella y El Patriota (1957); con esta última logra el Premio Nacional de Literatura.

Fue empleado de ferrocarriles, maestro y subdirector de escuela, senador por el estado Apure y Distrito Federal, ministro de Instrucción Pública, director del Colegio Federal de Varones de Barcelona y de nuevo rector del Colegio Federal Caracas (hoy Liceo Andrés Bello), instalaciones donde conoce a Rómulo Betancourt, Raúl Leoni, Jóvito Villalba, Armando Zuloaga Blanco, Miguel Otero Silva y Edmundo Fernández, con quienes funda el partido Acción Democrática.

En 1947 fue electo Presidente de la República democráticamente, siendo derrocado al año siguiente por una Junta Militar encabezada por Carlos Delgado Chalbaud, Marcos Pérez Jiménez, Luis Felipe Llovera y como secretario Miguel Moreno.

El maestro Rómulo Gallegos sigue siendo uno de los grandes hombres de nuestra tierra, donde sembró la semilla de la cultura, educación, democracia y sobre todo, la de la moral.


Por: Agustín Arteaga

APOSTADORES MARACUCHOS


Dos apostadores enfermizos están mirando a la vieja del frente que tiene las piernas abiertas y dicen: - La pantaleta de la señora es negra; el otro apostador brinca y dice: - NO! es marrón... Mandan a un carajito a verificar de qué color es la pantaleta y al regresar les dice: - Se pelaron los dos, ni es negra ni es marrón… son moscas.