PONTIFICIO PARA NUESTRA CHINITA




1917, gracias a las gestiones hechas por el presbítero Antonio María Soto, oriundo de Los Puertos de Altagracia, el papa Benedicto XV dispone a través de un breve Pontificio, la Coronación Canónica de Nuestra Señora de Chiquinquirá, patrona del Zulia.

La imagen milagrosa de nuestra Virgen se encuentra en la Iglesia de San Juan de Dios, que el mismo Papa distinguió el 18 de mayo de 1920, con el título de Basílica Menor, pero los zulianos la llamamos Basílica de Chiquinquirá.

El acto de la Coronación se realizó 25 años después, exactamente el 18 de noviembre de 1942, ceremonia realizada en el Estadio del Lago en el sector La Ciega de Maracaibo, contando con la presencia del presidente de la República, Isaías Medina Angarita, el Nuncio de la Santa Sede en Venezuela monseñor José Misuraca, autoridades civiles y religiosas, todo esto armonizado con los acordes del Himno a la Virgen, letra de la poetisa Gabriela Rincón Calcaño y música del maestro Adolfo de Pool, adornado con una monumental corona elaborada por el joyero Alberto Bischoff, con oro y piedras preciosas donadas por todo el pueblo zuliano.

El obispo Marco Sergio Godoy fue el encargado de colocar las coronas, primero al Niño y luego a la Virgen. El zuliano Héctor Cuenca, ministro del Trabajo y Comunicaciones, pronunció el Discurso de Orden, y monseñor Nicolás Navarro ofició la bendición final.

APOSTADORES MARACUCHOS


Dos apostadores enfermizos están mirando a la vieja del frente que tiene las piernas abiertas y dicen: - La pantaleta de la señora es negra; el otro apostador brinca y dice: - NO! es marrón... Mandan a un carajito a verificar de qué color es la pantaleta y al regresar les dice: - Se pelaron los dos, ni es negra ni es marrón… son moscas.