PIRATAS INVADEN MARACAIBO




El 23 de diciembre de 1643, Maracaibo se perfilaba como una de las ciudades más pujantes de la colonia.

Ya casi 8.000 almas poblaban la naciente ciudad que contaba con un Puerto que ganaba fama por la entrada y salida de productos como café, cacao, cueros, semillas, etc., donde también reinaba la paz en sus alredores.

Este día, la tranquilidad fue perturbada por un famoso pirata que contaba con patente de corzo emitida por el gobierno Inglés, para saquear y asesinar en nombre de la Corona.

Once buques al mando del temible William Jackson, irrumpen en las aguas cristalinas del lago de Maracaibo para robarse todo lo que encontraban a su paso en la indefensa población.

Esta acción ejecutada por más de mil navegantes piratas cobró vidas y daños materiales y se extendió hasta comienzos de febrero del siguiente año.

Estas incursiones piratas obligaron a las autoridades españolas a fortificar La Barra del Lago de Maracaibo, para ejercer control y vigilancia de las naves que ingresaban al lago de Coquivacoa o Coquimbacoa.


Por: Agustín Arteaga

APOSTADORES MARACUCHOS


Dos apostadores enfermizos están mirando a la vieja del frente que tiene las piernas abiertas y dicen: - La pantaleta de la señora es negra; el otro apostador brinca y dice: - NO! es marrón... Mandan a un carajito a verificar de qué color es la pantaleta y al regresar les dice: - Se pelaron los dos, ni es negra ni es marrón… son moscas.