PEDRO ''CANTACLARO'' VILLALOBOS, GAITERO




1952, nace en el sector Las Veritas de Maracaibo, Pedro "Cantaclaro" Villalobos, quien se inició en los escenarios del espectáculo en el programa Farándula de Radio Mundo, emisora antecesora de Radio Maracaibo 740 AM.

Siendo un niño, con tan solo siete años de edad, ganó el aclamado concurso La Estrella. Su debut dentro de la Gaita Zuliana fue con la agrupación Los Novatos en 1963, para incorporarse a la edad de 15 años, específicamente en 1967, a las Estrellas del Zulia, donde impuso los éxitos gaiteros: De colores, Gaita vieja, La cotorra, Alma gaitera, Patio viejo, Yo canto gaitas, Cambuleto no te vais, entre otras.

Ha pertenecido a otros conjuntos como: Gaiteros de Pillopo, Cardenales del Éxito y La Parranda Gaitera. "Pegó" gaitas como: Las taritas, El primer poeta, Bohemio gaitero, Que venga el Año Nuevo, Arre burriquito, entre otros.

Participó como fundador de La Parranda Gaitera, proyecto en conjunto con sus colegas y amigos Astolfo Romero y Daniel Méndez.

Pedro Villalobos es un reconocido veterinario zuliano que ha viajado por el mundo a esparcir sus innumerables conocimientos del campo venezolano, hecho notorio en su programa de televisión agropecuario transmitido por el canal 11 del Zulia.

Pedro Villalobos grabó una gaita al lado de Oscar González dedicada a exaltar la importancia de la escuela en la sociedad venezolana. También incursionó en la música venezolana, dejándonos un valioso tesoro musical donde contiene los grandes clásicos de la música tradicional de Venezuela, donde hizo un aparte para versionar Silencio, que impusiera José Luis Rodríguez, alcanzando unos registros vocales que asombran a propios a extraños.

En la imagen aparece el cumpleañero acompañado de nuestro director Agustín Arteaga en las instalaciones de D&H Records, donde plasmó su codiciada voz en dos obras musicales con la Fundación Musical Maranará.

Feliz Cumpleaños "Pedrito", y gracias por adornar a la Reina del Floclor Venezolano con tu potente voz.

APOSTADORES MARACUCHOS


Dos apostadores enfermizos están mirando a la vieja del frente que tiene las piernas abiertas y dicen: - La pantaleta de la señora es negra; el otro apostador brinca y dice: - NO! es marrón... Mandan a un carajito a verificar de qué color es la pantaleta y al regresar les dice: - Se pelaron los dos, ni es negra ni es marrón… son moscas.