NACE EN MARACAIBO EL FAMOSO PADRE PIÑA




1835, Maracaibo fue testigo del nacimiento de un buen ciudadano, que con el devenir de los tiempos, se convierte en el popular y muy querido cura Joaquín Máximo Piña Frómesta, simplemente llamado por la feligresía "El Padre Piña".

En 1858 recibe el grado de Bachiller en Filosofía en el Colegio Nacional de Maracaibo. Se ordenó como sacerdote en 1860, y seis años más tarde, es nombrado Párroco de la Iglesia Santa Bárbara de Maracaibo, sustituyendo al presbítero José Antonio Rincón.

"El Padre Piña", como cariñosamente lo llamaban, bendijo este templo en 1877, dotándolo de un Altar Mayor, en el cual colocó la imagen de La Inmaculada, traída desde España por encargo del presidente del estado Zulia general Jorge Sutherland.

Fue un apasionado maestro de escuela; ayudó al doctor Manuel Dagnino en la fundación del Hospital Chiquinquirá, conocido por el pueblo zuliano como "El Hospitalito", siendo su tesorero y luego presidente de su Junta Directiva.

Fundó la Escuela Corazón de Jesús, fue capellán del Hospital Militar, y además, legislador ante el Congreso Nacional de Venezuela en representación de los zulianos.

El 26 de mayo de 1888, fallece en su ciudad natal este emprendedor y servidor del pueblo zuliano, Joaquín Máximo Piña, recordado por su larga estancia como párroco de la Iglesia Santa Bárbara, ubicada en el Casco Central de la capital zuliana.

Hoy, recordamos a un zuliano valioso, el popular y querido "Padre Piña".


Por: Agustín Arteaga


APOSTADORES MARACUCHOS


Dos apostadores enfermizos están mirando a la vieja del frente que tiene las piernas abiertas y dicen: - La pantaleta de la señora es negra; el otro apostador brinca y dice: - NO! es marrón... Mandan a un carajito a verificar de qué color es la pantaleta y al regresar les dice: - Se pelaron los dos, ni es negra ni es marrón… son moscas.