MUERE EL POETA MARENSE BERTHY RÍOS




1979, cambia de paisaje el gran poeta mojanero Berthy Ríos, cuando más fructífera era su actividad literaria. El también periodista falleció a los 57 años de edad y dejó un gran vacío en el gremio cultural zuliano.

Había nacido en San Rafael del Moján, municipio Mara del estado Zulia, el 14 de julio de 1921, este poeta, narrador, escritor, ensayista, historiador y periodista, perteneció a la primera promoción de la Escuela de Periodismo de la Universidad del Zulia.

En 1945 ingresa a trabajar en la Energía Eléctrica de Venezuela, donde funda el sindicato de empleados y obreros, además de desempeñarse en la Secretaría de Reclamos.

En 1948 se inicia en el periodismo como jefe de redacción de la revista Maracaibo, al mismo tiempo que dirigía las páginas literarias del diario Panorama.

En 1951 funda el grupo literario Cauce; en 1954 ingresa como jefe de información del Diario de Occidente; en 1955 pasa a ser miembro fundador del Círculo Zuliano de Escritores; y en 1957, se convierte en fundador-propietario y director del semanario Noticias.

Para completar toda esa experiencia periodística, en 1960 ingresa a la Escuela de Periodismo de la Universidad del Zulia, para egresar en la primera promoción de dicha Casa de Estudios. Allí fue delegado estudiantil, redactor-director del periódico La Universidad del Zulia y coordinador de la Revista de la Universidad del Zulia.

En 1965 se encarga del Departamento de Extensión de la Dirección de Cultura de LUZ y poco después es nombrado director adjunto, al mismo tiempo que se desempañaba como presidente de la Caja de Obreros de LUZ y presidente fundador de la Asociación de Empleados de la Universidad del Zulia, Asdeluz.

También ocupó múltiples cargos culturales, entre ellos: Miembro y presidente de la Sociedad Bolivariana de Venezuela, seccional Zulia; Individuo de Número del Centro Histórico del Zulia y miembro de otras instituciones latinoamericanas.

Berthy Ríos fue un gran luchador de la cultura zuliana, por esta razón, en su honor, una escuela ubicada en el kilómetro 48 de la carretera vía a Perijá lleva su nombre.


APOSTADORES MARACUCHOS


Dos apostadores enfermizos están mirando a la vieja del frente que tiene las piernas abiertas y dicen: - La pantaleta de la señora es negra; el otro apostador brinca y dice: - NO! es marrón... Mandan a un carajito a verificar de qué color es la pantaleta y al regresar les dice: - Se pelaron los dos, ni es negra ni es marrón… son moscas.