MONSEÑOR MARCOS SERGIO GODOY




1957, el pueblo del Zulia despide con pesar a un buen hombre de la Iglesia Católica. Fallece este día, monseñor Marcos Sergio Godoy, obispo del Zulia y fundador del diario La Columna, como también de la primera emisora católica de América Latina, La Voz de la Fe 580 KHZ. Este luchador social impulsó la presencia de congregaciones religiosas para mejorar la educación en el Zulia, como también fue gran defensor de las causas de los pobres.

Además de sacerdote, fue un excelente periodista y orador que estuvo en el Zulia desde 1920, cuando fue nombrado Obispo de nuestro Estado por el papa Benedicto XV, para sustituir a monseñor Arturo Celestino Álvarez.

Fomentó la creación de las Hojitas Dominicales en las iglesias de Maracaibo, estimula la compra del Templo de San Felipe, la construcción de los Templos de San José y del Sagrado Corazón de Jesús, así como la remodelación de la Basílica de Nuestra Señora de Chiquinquirá y la posterior Coronación de su venerada imagen.

Monseñor Godoy apoya la venida de los Hermanos Maristas, los Padres Euditas y los Jesuitas, para fundar los colegios Chiquinquirá y Gonzaga. También erige la parroquia de Las Mercedes y logra aumentar la formación espiritual de su clero con numerosas conferencias y ejercicios espirituales.

Más que esas obras materiales, logra en esa época, el acercamiento masivo del pueblo a las eucaristías en aquellas inolvidables comuniones y festividades.

Monseñor Godoy fue el fundador del Colegio Gonzaga, encargado por el Vaticano de colocar las coronas y las piedras preciosas de las vírgenes y bendecir el Lago de Maracaibo en 1949.

Este gran prelado venezolano había nacido en Bejuma, estado Carabobo, el 7 de octubre de 1881.

El 18 de marzo de 1956, monseñor Marcos Sergio Godoy, celebró en grande en territorio zuliano, sus Bodas de Oro Sacerdotales.


Por: Agustín Arteaga

APOSTADORES MARACUCHOS


Dos apostadores enfermizos están mirando a la vieja del frente que tiene las piernas abiertas y dicen: - La pantaleta de la señora es negra; el otro apostador brinca y dice: - NO! es marrón... Mandan a un carajito a verificar de qué color es la pantaleta y al regresar les dice: - Se pelaron los dos, ni es negra ni es marrón… son moscas.