MERCEDES BERMÚDEZ UNCEÍN DE BELLOSO




El 5 de agosto de 2000, los zulianos despiden a la poetisa, escritora, cuentista y dramaturga, Mercedes Bermúdez de Belloso, quien vivió en Maracaibo desde 1935; por lo tanto, tuvo mucha influencia en la poesía, narrativa e historiografía regional. Por este motivo, muchos creían que esta gran dama de las letras era zuliana, pero había nacido en Ciudad Bolívar. Mercedes Bermúdez de Belloso fue ganadora del Premio Nacional de Poesía.

CONOZCAMOS A ESTA GRAN DAMA DE LAS LETRAS EN VENEZUELA

El 27 de junio de 1915, nace en Ciudad Bolívar, estado Bolívar, doña Mercedes Bermúdez Unceín de Belloso; escritora, poetisa, narradora, ensayista, traductora y gran promotora cultural que vivió en Maracaibo desde 1935, desde el momento que contrajo matrimonio con el empresario zuliano Mario Belloso Villasmil.

Realizó estudios en el Colegio Welgelegen de Curazao; luego estudió Letras, Inglés y Francés, además clases de Filosofía, Piano y Pintura.

Publicó sus primeros poemas en la revista Nos-Otras en 1939, donde con su fina pluma estremeció el destino y conmovió el espacio en su época. Con la transformación del lenguaje extrajo la más lúcida savia del significado, lo que le posibilitó pertenecer a los grupos literarios Tierra y Cauce de Maracaibo.

En 1959 fue nombrada como Miembro de Número del Centro Histórico del Estado Zulia, donde ocupó el Sillón N° X y obtuvo el accésit en el Concurso de Ensayo Histórico Sobre el General Rafael Urdaneta, con su trabajo: Causas que Justifican el Haber Asumido el General Rafael Urdaneta la Presidencia de Colombia, certamen patrocinado por la Institución Zuliana de Caracas.

Fue presidenta de la Sociedad Bolivariana de Venezuela, Centro de Maracaibo; cofundadora del Centro Bellas Artes, de la Asociación Venezolana de Mujeres y del grupo Intercambio; miembro correspondiente de la Academia Venezolana de la Lengua, además, se desempeñó como directora de la Página Literaria de Panorama.

Fue una gran dama de las Letras, con un verso transparente, que le valió en 1985, el Premio Nacional de Poesía por parte del CONAC.

Con su lenguaje íntimo y depurado en sus poesías, conquistó los corazones de los zulianos y venezolanos. El Zulia siempre le estará agradecido por su gran aporte cultural.


Por: Agustín Arteaga


APOSTADORES MARACUCHOS


Dos apostadores enfermizos están mirando a la vieja del frente que tiene las piernas abiertas y dicen: - La pantaleta de la señora es negra; el otro apostador brinca y dice: - NO! es marrón... Mandan a un carajito a verificar de qué color es la pantaleta y al regresar les dice: - Se pelaron los dos, ni es negra ni es marrón… son moscas.