MERCADO CENTRAL DE MARACAIBO

El Zuliano Rajao



El 29 de marzo de 1886, se inaugura en Maracaibo el llamado Mercado Central, para otros el Mercado de la Plazuela, ubicado en el mismo lugar de los famosos Ventorrillos, en la zona vecina a la Plaza Baralt.

Este proyecto de Felipe Garbiras, ejecutado por Manuel Soto y con los trabajos de albañilería del maestro Manuel Noriega, tuvo un costo de 40.000 pesos.

Su techo de dos aguas de tejas, contenía 60 ventorrillos y 198 puestos de venta, que a finales del siglo XIX pasó al poder, primero del Gobierno regional y más tarde de la Municipalidad de Maracaibo.

Cuarenta y un años después, específicamente el 21 de julio de 1927, fue destruido por un incendio que le fue atribuido al presidente del Zulia, general Vicencio Pérez Soto, asegurando que apremiaba la construcción de un nuevo mercado, pero quedó demostrado que fue un corto circuito que ocasionó ese incendio, además en ese tiempo, el mandatario designado por el general Juan Vicente Gómez, no necesitaba el uso de ese recurso para imponer su voluntad en la región.

En 1928, el Mandatario regional dio la orden de construir el nuevo mercado, con unas estructuras metálicas traídas de Alemania y bajo la coordinación del ingeniero León Jerome Hoet.

El nuevo mercado funcionó hasta el primer Gobierno de Rafael Caldera, cuando la insalubridad lo llevó a su clausura.

Años más tarde, remodeladas sus instalaciones y aprovechando las magníficas estructuras de hierro, fue inaugurado, en ese mismo sitio, el Centro de Artes de Maracaibo Lía Bermúdez, lugar de encuentro de la cultura zuliana.

APOSTADORES MARACUCHOS


Dos apostadores enfermizos están mirando a la vieja del frente que tiene las piernas abiertas y dicen: - La pantaleta de la señora es negra; el otro apostador brinca y dice: - NO! es marrón... Mandan a un carajito a verificar de qué color es la pantaleta y al regresar les dice: - Se pelaron los dos, ni es negra ni es marrón… son moscas.