LUIS HÓMEZ, SINCERO Y HONESTO

El Zuliano Rajao



El 28 de agosto de 1990, fallece en Maracaibo el abogado, docente, político, parlamentario, escritor y músico, Luis Hómez Martínez, "El Último de los Valientes", un político sincero y honesto, gran defensor de los derechos humanos.

Ocupó cargos de concejal, diputado a la Asamblea Legislativa del Zulia y al Congreso Nacional por el estado Zulia.

Luchó contra la corrupción y la inseguridad, realizando denuncias como parlamentario y como columnista a través de sus artículos periodísticos en Panorama, Crítica y La Columna, bajo los nombres de Reflexiones por la patria, Por la patria y De verdad verdad, los cuales fueron recogidos en sus polémicos libros titulados: Cómplices y testigos, De verdad verdad; y El pozo de la muerte.

Se graduó de politólogo en Boston, EE.UU., con postgrado en Ciencias Políticas en la célebre Universidad La Soborna de París. En 1990 fue candidato a la Gobernación del Estado Zulia, durante cuya campaña, una cruel enfermedad le impidió el triunfo que tenía asegurado.

Luis Hómez, gran amigo de los gaiteros, dijo en 1989, lo siguiente: "No tengo riqueza económica, pudiendo haberla tenido… y no me atrae en absoluto la riqueza material. Mi riqueza es el cariño del pueblo y ese sí lo cuido, ese sí me preocupa".

En el municipio San Francisco del estado Zulia se le honra al denominar una plaza con su nombre, Luis Hómez.


Por: Agustín Arteaga

APOSTADORES MARACUCHOS


Dos apostadores enfermizos están mirando a la vieja del frente que tiene las piernas abiertas y dicen: - La pantaleta de la señora es negra; el otro apostador brinca y dice: - NO! es marrón... Mandan a un carajito a verificar de qué color es la pantaleta y al regresar les dice: - Se pelaron los dos, ni es negra ni es marrón… son moscas.