JOYAS ARQUITECTÓNICAS DEL ZULIA




1992, abre sus puertas este día al turismo nacional el Castillo de San Carlos, ubicado en la isla homónima, actual municipio Insular Almirante Padilla del estado Zulia.

Esta fortificación fue construida por motivos de seguridad, ya que para el siglo XVII los Puertos de Maracaibo y Gibraltar eran uno de los más importantes y prósperos de Venezuela. Estas ciudades eran azotadas por piratas quienes las saqueaban constantemente.

La Real Audiencia de Santa Fe, de donde dependía Gibraltar a través de la Gobernación de Mérida, propuso fortificar La Barra. Por ese motivo, el día 10 de abril de 1643, encargan el proyecto de construcción de la fortificación a los gobernadores y capitanes generales de las provincias de Mérida y Venezuela.

Gracias a estas gestiones se construyó el primitivo Castillo de La Barra, finalizado totalmente en 1645, edificado en madera y tierra, el cual no llenó las expectativas para la época.

Entre 1780 y 1784, Joaquín Primo de Rivera, capitán general de la provincia de Maracaibo, analizó las modificaciones que le había sugerido el ingeniero militar Agustín Crame, ejecutadas por el ingeniero Casimiro Isava, donde le fueron agregadas obras completas.

Esta vieja fortaleza ha permanecido como guardián de las aguas del Coquivacoa y representa para los zulianos una joya histórica y arquitectónica.

APOSTADORES MARACUCHOS


Dos apostadores enfermizos están mirando a la vieja del frente que tiene las piernas abiertas y dicen: - La pantaleta de la señora es negra; el otro apostador brinca y dice: - NO! es marrón... Mandan a un carajito a verificar de qué color es la pantaleta y al regresar les dice: - Se pelaron los dos, ni es negra ni es marrón… son moscas.