JOAQUÍN ESTEVA PARRA, MÉDICO




1905, fallece en su residencia ubicada en el sector Los Haticos de Maracaibo, el ilustre médico y catedrático de origen cubano, Joaquín Isidoro Esteva Parra, fundador de los estudios médicos en la Tierra del Sol Amada, conocido cariñosamente como "El Vargas Zuliano".

Residenciado en Maracaibo desde los seis años de edad, realiza satisfactoriamente sus estudios de primaria y secundaria en las pocas instituciones educativas que existían para la época.

Muy joven viaja a Caracas, lugar donde logra graduarse de Médico Cirujano en la Universidad Central de Venezuela, exactamente el 12 de noviembre de 1853.

A los 22 años comienza en la capital de la República sus prácticas profesionales al lado del ilustre médico José María Vargas, convirtiéndose en el primer médico que utilizó en Venezuela el cloroformo como anestésico general.

Viajó a Francia en 1859 para perfeccionar sus conocimientos, y después de ocho años, regresa a nuestro país y se residencia definitivamente en Maracaibo.

Fue rector del Colegio Nacional de la ciudad, iniciando el primer curso de Ciencias Médicas que se realiza en el Zulia. El doctor Esteva Parra fue llamado, con mucha razón, "El Vargas Zuliano" y "Padre de la Medicina en el Zulia".

En 1930, al cumplirse el primer centenario de su nacimiento, el pueblo marabino, como homenaje a sus valiosos aportes al desarrollo de las Ciencias Médicas, inauguró un busto del doctor Joaquín Esteva Parra en la Plaza Santa Ana de Maracaibo.

APOSTADORES MARACUCHOS


Dos apostadores enfermizos están mirando a la vieja del frente que tiene las piernas abiertas y dicen: - La pantaleta de la señora es negra; el otro apostador brinca y dice: - NO! es marrón... Mandan a un carajito a verificar de qué color es la pantaleta y al regresar les dice: - Se pelaron los dos, ni es negra ni es marrón… son moscas.