INSTITUTO PRO-INFANCIA DE MARACAIBO

El Zuliano Rajao



El 1° de septiembre de 1932, comienza a funcionar el Instituto Pro-Infancia, lo que sería en el futuro el Hospital de Niños.

La historia de esta institución se remonta al año 1883, cuando fue inaugurado el Orfelinato de la Sociedad de Beneficencia en la vecindad de la Iglesia de Santa Ana, donde se aceptaban a niños huérfanos menores de 12 años para brindarles asistencia y educación.

En 1825, se crea la Casa Cuna con el nombre de Escuela Pía San José de Calasanz, en la cercanía del Asilo de Huérfanos para los Niños de la Casa de la Beneficencia, primera en el occidente del país; y en 1918, por motivo de la epidemia de la gripe española, se funda el Hospital de Santa Lucía, y al desaparecer esta peste, se dona el edificio al Hospital y Clínica de Niños Pobres, inaugurado en 19 de abril de 1919, con la colaboración de Sager T. Duwaer, quien corrió con los gastos de medicina y alimentación, iniciando el reparto de los potes de leche, lo cual sería el antecedente de la Gota de Leche, que fue fundada en 1921 en Santa Lucía.

Todas estas instituciones se conjugaron en el Instituto Pro-Infancia, en un edificio construido por León Achiel Jerome Hoet en la Plaza Miranda, por Decreto del presidente del estado Zulia Vicencio Pérez Soto, de fecha 17 de marzo de 1930, hasta inaugurarse el 1° de septiembre de 1932.

Para ese momento era el mejor edificio del país a favor de la niñez, ya que en una sola estructura se unieron: La Casa Cuna, La Gota de Leche, La Clínica de Niños Pobres, El Orfanato, La Sala de Puericultura y la gran capilla de Santa Teresita de Jesús.

APOSTADORES MARACUCHOS


Dos apostadores enfermizos están mirando a la vieja del frente que tiene las piernas abiertas y dicen: - La pantaleta de la señora es negra; el otro apostador brinca y dice: - NO! es marrón... Mandan a un carajito a verificar de qué color es la pantaleta y al regresar les dice: - Se pelaron los dos, ni es negra ni es marrón… son moscas.