INICIO DE NUESTRA INDEPENDENCIA




El 19 de abril de 1810 se dio el primer gran paso por la Independencia de Venezuela.

En la mañana de aquel histórico día, el pueblo caraqueño acudía a los ritos del "Jueves Santo" y abarrotaba la Plaza Mayor, hoy día, Plaza Bolívar.

El capitán general Vicente Emparan también se dirigía a la Catedral, pero cuando estaba cerca fue rodeado por un grupo de conjurados criollos que le obligaron a dirigirse al local del Cabildo.

Ya en el sitio, en representación de los patricios de la ciudad, Juan Germán Roscio y José Félix Sosa le hablaron de la necesidad de formar una Junta de Gobierno desconociendo al Consejo de Regencia que se había instalado en España en reemplazo de la Junta Central de Sevilla.

José Félix Ribas, Francisco José Ribas, Gabriel Ponte y Francisco Javier de Ustariz adujeron que el nuevo régimen hispano se había constituido sin el voto de los venezolanos y que por lo tanto no le debían obediencia.

Con un tono más enérgico el padre José Cortés de Madariaga le exigió a Emparan su renuncia para que el mando pase a una "Junta Suprema conservadora de los derechos de Fernando VII", integrada por distinguidos criollos venezolanos. El Capitán General rechazó la propuesta arguyendo que la mayoría del pueblo lo apoyaba.

Para confirmarlo salió al balcón y cometió el error de preguntar a los caraqueños congregados en la Plaza Mayor, si estaban contentos con su mando y deseaban que continúe su Gobierno. Detrás de él, Madariaga hizo gestos y agitó las manos consiguiendo que los pobladores gritaran: "¡No lo queremos! ¡Fuera!". Indignado y resentido Emparan respondió: "¡Pues yo tampoco quiero mando!".

El mismo día renunció y dos días después se marchó a España. Los independentistas habían obtenido su primera victoria sin derramar una gota de sangre.


APOSTADORES MARACUCHOS


Dos apostadores enfermizos están mirando a la vieja del frente que tiene las piernas abiertas y dicen: - La pantaleta de la señora es negra; el otro apostador brinca y dice: - NO! es marrón... Mandan a un carajito a verificar de qué color es la pantaleta y al regresar les dice: - Se pelaron los dos, ni es negra ni es marrón… son moscas.