ÍCONO CULTURAL DE LOS ZULIANOS

El Zuliano Rajao



Nace en Maracaibo, el 3 de julio de 1810, el famoso escritor, periodista, orador, historiador, filólogo, crítico y poeta, Rafael María Baralt Pérez, un auténtico ícono cultural de los zulianos.

Baralt fue hijo del coronel venezolano Miguel Antonio Baralt y de Ana Francisca Pérez, oriunda de la República Dominicana.

Estudió Latín y Filología en la célebre Universidad de Bogotá, donde se graduó de bachiller en 1830.

De regreso a Maracaibo fue uno de los firmantes del Acta de separación de la provincia de Maracaibo de la Gran Colombia y oficial del Estado Mayor del general Santiago Mariño en la Campaña de Occidente, donde como secretario escribió: Documentos Militares y Políticos Relativos a la Campaña de Vanguardia Dirigida por el Excelentísimo Sr. General en Jefe Santiago Mariño, Publicado por un Oficial del Estado Mayor del Ejército.

Como funcionario del Ministerio de Guerra y Marina se marcha a Caracas, donde estudia en la Academia Militar de Matemáticas de Juan Manuel Cajigal, graduándose de Agrimensor Público. También colabora en las publicaciones periódicas de El Correo de Caracas, de Cajigal; y en La Guirnalda, de José Luis Ramos, primera revista literaria del país.

En 1840 viaja a París junto a Ramón Díaz Flores y Agustín Codazzi para editar su Resumen de la Historia de Venezuela, y al regresar al país con la flamante obra, Páez le encomienda la redacción de la Memoria sobre los Límites de Guayana, y tiempo después, la investigación de documentos en apoyo de la gestión diplomática de Alejo Fortique, ministro de Venezuela en la Gran Bretaña.

El 13 de septiembre de 1841, se va definitivamente del país y parte hacia España, donde cosecha una abundante obra literaria, además de ocupar importantes cargos como: Director de la Gaceta Oficial de la Corona, administrador de la Imprenta Nacional e Individuo de Número de la Real Academia de la Lengua Española, siendo el primer hispanoamericano en lograrlo.

Rafael María Baralt falleció en Madrid el 4 de enero de 1860, sus restos desaparecieron por mucho tiempo, y fue después de 122 años cuando fueron trasladados a su patria, para descansar definitivamente desde el 24 de noviembre de 1982, al lado de Simón Bolívar.

En el estado Zulia un municipio, un liceo, una avenida, una universidad y una famosa plaza ubicada en pleno Casco Central de Maracaibo llevan su nombre; en la capital de la República una avenida tiene su nombre, además en 1966, gracias a la Alcaldía de Caracas y a la Fundación Zuliana para la Cultura, se inaugura una plaza en su honor.

APOSTADORES MARACUCHOS


Dos apostadores enfermizos están mirando a la vieja del frente que tiene las piernas abiertas y dicen: - La pantaleta de la señora es negra; el otro apostador brinca y dice: - NO! es marrón... Mandan a un carajito a verificar de qué color es la pantaleta y al regresar les dice: - Se pelaron los dos, ni es negra ni es marrón… son moscas.