HUMBERTO RODRÍGUEZ, GRAN GAITERO




Con muchos recuerdos y agradecimientos, hoy estaremos difundiendo el perfil del gran músico, compositor, locutor, cantante y cronista de la Gaita, Humberto José Rodríguez Balestrini, apodado por el locutor zuliano Guillermo Barrera como "Mamaota", quien un día le expresara: "Vos sois más largo que el amor de madre, parecéis una mamaota".

Este gran baluarte y cultor de nuestra Gaita Zuliana había nacido en Carora, estado Lara, el 27 de noviembre de 1945, y que desde muy joven se residencia en el Zulia, donde se le caracterizó por ser una persona honesta en el muy conflictivo ambiente gaitero, y lo demostró por muchos años durante su prolífera vida artística.

En una íntima conversación con nuestro director Agustín Arteaga, con quien digitalizó gran parte de la discografía gaitera de los años 60's, Humberto expresó sus sentimientos por el Zulia y sus bellezas: "cuando iba atravesando el Lago me asombró su belleza, pero también sus mujeres; pero cuando escuché por primera vez una gaita en vivo en una casa cerca de mi hogar, eso fue amor a primera vista"

Laboró por muchos años en una famosa empresa conocida como Sears, ubicada en el sector El Paraíso de Maracaibo, una tienda por departamentos fundada en Chicago, EE.UU., en 1893.

En 1970 contrajo nupcias con la también compositora Dora Hernández, proveniente de una familia vinculada afectivamente a nuestra Gaita, con quienes compartían jornadas y faenas los fines de semana e inspirados por la Reina del Folclor venezolano.

Se inicia en el mundo de la Gaita con la agrupación Los Antillanos, y más adelante, pertenece a Juventud Alegre, como también a la agrupación Blanco y Negro, esto antes de incorporarse a Rincón Morales, el grupo gaitero que le brindó más satisfacciones. Luego de integrar otros conjuntos gaiteros, funda su propia agrupación, Mamaota y su Familia Gaitera, hecho ocurrido en 1978.

Muchos no saben que Humberto Rodríguez fue contratado por Guaco, todo esto por su calidad de músico, que le posibilitó adaptar el sonido de Onda Nueva de Aldemaro Romero a nuestra Gaita Zuliana, además por su don de interpretar parrandas y sonidos innovadores. Con esta agrupación recordamos sus obras: Parranda fiestera, Papa viejo y Con gaita fue, esta última acompañado en los arreglos musicales por la orquesta del maestro Arnoldo Nalí, composición de "Mamaota" dedicada a su amor eterno, su esposa.

Como solista logra imponer los siguientes éxitos: Plegaria cubana, Candela y candela, Venancio, Parranda fiestera, Caracas cuatricentenaria, Ritmo y son, Pabellón zuliano y muchos más. Entre sus composiciones más destacadas recordamos: Auyantepuy, Por eso gaita, Canaima, La gaita que llevo dentro, Mi ciudad, y una muy particular que reseñamos en esta nota; su primera composición, titulada Sentir Zuliano, grabada en 1966 por la célebre cantante zuliana Lila Morillo, y acompañada por El Coloso de Cantares, Rincón Morales.

"Mamaota" recibió varios premios, entre los cuales se encuentran: Mara de Oro, Catatumbo de Oro, Tapiz de Oro, el Premio del Festival Pampero y otros reconocimientos. Humberto Rodríguez nos dejó una gran hemeroteca gaitera y la mayor colección de discos de gaitas del mundo.

En su honor, el Museo de la Gaita que se encuentra en la parroquia Santa Lucía de Maracaibo lleva su nombre, Humberto "Mamaota" Rodríguez.

Nota de nuestro Director: "Aprovecho estas líneas para honrar a una persona que no dejó descendencia, pero sí transcendencia en nuestra máxima expresión musical. Hoy día, cuando nuestro pueblo emigra, lleva consigo sus costumbres y tradiciones, y de seguro cada zuliano lleva un poquito de Humberto Rodríguez, un caroreño de carácter muy fuerte, el cual atenuaba inteligentemente para favorecer en todo momento nuestra Gaita Zuliana. Su vocación innovadora enriqueció hábilmente nuestro sonido pascuero, sembrando indistintamente en agrupaciones consolidadas como en las nacientes. Ese era "Mamaota", una de las pocas personas que nos dio una lección de humildad, constancia y honradez en el mundo de la Gaita"… Agust{in Arteaga


APOSTADORES MARACUCHOS


Dos apostadores enfermizos están mirando a la vieja del frente que tiene las piernas abiertas y dicen: - La pantaleta de la señora es negra; el otro apostador brinca y dice: - NO! es marrón... Mandan a un carajito a verificar de qué color es la pantaleta y al regresar les dice: - Se pelaron los dos, ni es negra ni es marrón… son moscas.