SE FUNDA EL GRUPO GAITERO SANTANITA




La sonoridad de la gaita moderna, que hoy envuelve la polifonía en sus coros, la innovación percutiva y la adaptación de otros géneros folclóricos del país acompañados con los instrumentos tradicionales de la gaita zuliana, se le debe en gran parte al grupo Santanita.

Esta agrupación fue fundada el 26 de julio de 1964, Día de Santa Ana y San Joaquín, los abuelos de Jesucristo, motivo religioso que inspiró a uno de sus fundadores, José Mora, que al ser consultado qué nombre proponía para la nueva divisa, sugirió lo que decía el santoral del día, algo muy común en la Venezuela de ayer, de asignarle a los neonatos el nombre que se celebrara en el calendario católico, además, argumentó que su mamá se llamaba Ana, y por ende propuso, Santa Anita, nombre que a comienzos de los años 70's se unificó a Santanita.

Ese fue el inicio de esta legendaria agrupación gaitera que da sus primeros pasos al final de la avenida Bella Vista de Maracaibo, entre el Hospital Psiquiátrico, conocido popularmente como "El Manicomio", y el otrora Matadero Municipal de la ciudad.

Fue en 1966 cuando logran plasmar su primer larga duración, donde dejaron sus primeras huellas profesionales en los surcos del acetato y que hoy forma parte de la historia musical del Zulia.

Publicamos parte de los créditos de los primeros cinco álbumes de Santanita, como referencia para las nuevas generaciones que hoy lideran nuestro género pascuero en el Mundo.

1966

Maracaibo tradicional (Ángel Fuenmayor) José Mora
Maracaibo de ayer (José Castillo) José Mora
Gaita zuliana (José Díaz) Miguel Mora
Nota: Suenan campanitas y Último aliento; las primeras grabaciones de Gladys Vera, pero con poca repercusión.

1967

Las elecciones (Pedro Colina) José Mora
Esta es mi Venezuela ( desconocemos el compositor) José Mora
Con sabor tradicional ( desconocemos el compositor) Gladys Vera y Oswaldo Vera

1968

La bella del Tamunangue (folclor larense – arreglos de Wolfang Larreal) Raiza Portillo
El barquero (Gerásimo Villasmil) Gladys Vera y Miguel Mora
Ofrenda ( Euro Morillo) José Mora
Viva la gaita (Ricardo Aguirre) Miguel Mora

1969

Las campanas de San Juan (Folclor nacional) Raiza Portillo, con arreglos de Juan González y Alejandro Pazos
El gavilán (Pío Alvarado) Raiza Portillo
Pregón de un barrio (Jairo Gil-Ricardo Aguirre) José "Cheo" Beceira

1970

La gaita no ha muerto (pedro Colina) Alberto Villasmil
La morenita (Pío Alvarado) Gladys Vera
La piedra justa ( Firmo Segundo Rincón) José "Cheo" Beceira

A partir de 1971, comienza el reinado de Gladys Mercedes Vera Mora, quien venía desempeñándose como furrera y solista, sin embargo, Oscar Quintero logra sonar la protesta Antizuliano, de Firmo Segundo Rincón; también se dejó escuchar en esa temporada una danza de la autoría de Ricardo Aguirre titulada El guajirito, e interpretada por Danelo Badell.

En 1972 "La Sempiterna Reina de la Gaita" se consolida como la solista estrella de Santanita, aunque también se dejaron escuchar los compositores Jairo Gil y Renato Aguirre con la gaita Orgullo de una Reina, en la voz de "Cheo" Beceira. Ese año Venezuela conoce a uno de los gaiteros más emblemáticos del Zulia. Irrumpe en el ambiente gaitero Astolfo Romero, que años más tarde, se autoproclamaría como "El Parroquiano". Influenciado por la gaita tambora, original de Nelson Martínez, interpretada al lado de Jacinto Rivas y Arcadio Caridad con el Conjunto Coquivacoa en 1970, y que repiten el éxito con este nuevo género de la gaita en 1971, con Gaita tambora N° 2, en las voces de Nelson y Jacinto; Astolfo propone a la dirección de Santanita La Tamborilera, su obra genial que lo catapulta a nivel regional, y al año siguiente repite la fórmula con La otra tamborilela, su consolidación a nivel nacional.

Así fueron los comienzos del grupo Santanita, por donde desfilaron grandes estrellas de la gaita zuliana, entre compositores, solistas e instrumentistas, que luego, gracias a esa gran escuela gaitera, lograron ingresar a otras agrupaciones gaiteras reconocidas a nivel nacional, y otros a bandas como Guaco, que hoy gozan de reconocimiento internacional.


Por: Agustín Arteaga


APOSTADORES MARACUCHOS


Dos apostadores enfermizos están mirando a la vieja del frente que tiene las piernas abiertas y dicen: - La pantaleta de la señora es negra; el otro apostador brinca y dice: - NO! es marrón... Mandan a un carajito a verificar de qué color es la pantaleta y al regresar les dice: - Se pelaron los dos, ni es negra ni es marrón… son moscas.