EURÍPIDES ROMERO, ''NEGRITO FULLERO''




1923, Maracaibo le da la bienvenida a Eurípides de Jesús Romero, "El Negrito Fullero", legendario compositor de los inicios de la era comercial de la Gaita Zuliana.

Vio por primera vez los intensos rayos del sol marabino, el 15 de febrero de 1923, específicamente en el sector Veritas, antes calle Miranda, diagonal a Frenos Veritas.

Los estudios de primaria los realiza con el bachiller Córdova en la calle Obispo Lazo. Luego pasa a la Escuela José María Portillo ubicada en la carretera Bella Vista.

Fue propietario de una sastrería en la calle Celiz, y le cosía a los reconocidos modistos de la época, entre ellos: Pedro Villalobos, Carlos Espina, Rafael Inciarte, Asdrúval Cárdenas y a la popular Sastrería La Rival.

Se convierte en profesional del volante en 1948, al ingresar a la Línea de Carritos Por Puesto de Veritas, consolidándose como servidor público en 1952, al recibir sus placas de alquiler formalmente.

Siendo adolescente vive su primera experiencia musical con una sinfonía, a través de la cual cobraba para la época, un real por tres o cuatro piezas musicales.

Cuando tenía 17 años de edad, Manuel Gutiérrez Massurrubí, pregonero del diario Panorama, le vendió un acordeón por 40 bolívares, y en solo una semana aprende a ejecutarlo, pero siempre aclaró que para componer sus gaitas usaba su cuatro y no el acordeón.

En 1942, Nicolás Vale Quintero, dueño de la emisora Ondas del Lago 1.120 AM, ubicada para entonces en el sector La Arreaga, Haticos por Abajo, le abre sus puertas como ejecutante aficionado del acordeón, y a Heberto J. Pedraja, también connotado compositor zuliano, conocido cariñosamente como "El Perrito", le brindan la oportunidad como cantante.

La Sandunguera fue su primera composición, grabada por Ricardo Aguirre y Cardenales del Éxito; además, fue el compositor de El Negrito Fullero en 1971, plasmada también con Cardenales del Éxito y en la potente del actor y cantante zuliano Daniel Alvarado.

Los compositores gaiteros que más admiró Eurípides fueron: Ramón Bracho Lozano, Jesús Lozano y Luis Oquendo Delgado. Sus solistas gaiteros preferidos fueron: Ricardo Aguirre y Ricardo Cepeda.

En la vieja sede de Radio Popular, ubicada al fondo de La Botica Nueva, conoce al precursor de la música llanera, Lorenzo Herrera, a quien admiraba mucho, y tuvo el honor de acompañarlo con una caja de fósforos, simulando una charrasca.

Herrera se percata y lo presenta al público con su novedoso instrumento. Para Eurípides esto fue muy significante en su vida artística.
La gaita de su inspiración que más le gustaba era La Sandunguera, y además le fascinaba La Campeona, de su gran amigo Moisés Martínez.


APOSTADORES MARACUCHOS


Dos apostadores enfermizos están mirando a la vieja del frente que tiene las piernas abiertas y dicen: - La pantaleta de la señora es negra; el otro apostador brinca y dice: - NO! es marrón... Mandan a un carajito a verificar de qué color es la pantaleta y al regresar les dice: - Se pelaron los dos, ni es negra ni es marrón… son moscas.