EL ZULIA A TRAVÉS DE SU HISTORIA




BOLÍVAR APOYA A MARACAIBO

1820, Simón Bolívar previene como operación cardinal la toma de Maracaibo y ordena a que se ejecute en el mes de febrero de ese mismo año, en el supuesto de que el jefe realista La Torre hubiese sido derrotado. Pese a las órdenes del Libertador la conquista de Maracaibo se demoró un año más.

LLEGAN A MARACAIBO MALAS NOTICIAS

1848, llega al Puerto de Maracaibo la goleta Lavinia con la noticia del asesinato del diputado zuliano José Antonio Salas, ocurrido en el Congreso de la República, el 24 de enero de ese mismo año. Al enterarse el gobernador Serrano de los detalles del homicidio, convocó a una Asamblea para el 6 de febrero siguiente.

SE IMPONE LA AUTONOMÍA ZULIANA

1863, una comisión de marabinos plantea al presidente José Antonio Páez que la provincia de Maracaibo preste su obediencia a su Excelencia, el Jefe Supremo de la República en lo relativo a la guerra, y ofrece contribuir por todos los medios y con todos los recursos disponibles a la defensa del Gobierno contra el enemigo común, sin que por esto se altere en lo más mínimo la organización política e independiente que la provincia se ha dado desde el 20 de agosto pasado, que deberá durar hasta la reunión de la Convención. Como era de esperarse, esta propuesta autonomista de Maracaibo no fue aceptada por el general Páez.

RECONOCIMIENTOS A IMPORTANTES FIGURAS

1959, en un Acto Solemne realizado en el Concejo Municipal de Maracaibo, fue declarado Huésped de Honor el doctor, profesor universitario y expresidente de la Junta de Gobierno, Edgar Sanabria. Este mismo día, pero en horas de la noche, recibió también el título de Doctor Honoris Causa de la Facultad de Economía de la Universidad del Zulia.

LANCHAS RÁPIDAS DE LA RUTA CABIMAS-MARACAIBO

1959, fueron puestas en servicio en el Puerto de Cabimas, las lanchas rápidas que cubrirían la ruta con Maracaibo en un corto tiempo de 30 minutos. Sobre la proa de la nave Flecha Mara se destapó una botella de champaña con la presencia del ministro de Comunicaciones doctor Oscar Machado Zuloaga.


APOSTADORES MARACUCHOS


Dos apostadores enfermizos están mirando a la vieja del frente que tiene las piernas abiertas y dicen: - La pantaleta de la señora es negra; el otro apostador brinca y dice: - NO! es marrón... Mandan a un carajito a verificar de qué color es la pantaleta y al regresar les dice: - Se pelaron los dos, ni es negra ni es marrón… son moscas.