EL TEMPLO DE SAN FELIPE NERI, MARACAIBO




El 26 de mayo de 1835, es bendecido en Maracaibo el Templo de San Felipe Neri, levantado en pleno Centro de Maracaibo, sobre las ruinas de una casona que perteneció a María Josefa de la Colina, viuda del señor Diego Auvert.

Basándose en un privilegio real, en la puerta de dicha casa había un cañón, que permitía que si un criminal llagaba hasta él, obtenía la gracia del perdón o se le reducía la pena.

Fue construido cerca de un sector denominado La Salina del barrio El Saladillo, parroquia San Juan de Dios de Maracaibo, por órdenes del señor José Simón Peña, quien fungía para la época como propietario de la Isla de Providencia, y además, fue fundador de la primera botica de Maracaibo.

La edificación de este templo comenzó en 1805, y finalmente culminado para 1934, casi 30 años tardaron en construirlo por no tener suficiente ayuda oficial.

La primera misa en el Templo de San Felipe Neri la ofició el sacerdote José de Jesús Romero, quien dejó su huella en la feligresía de la época.

En la década de los años 70's, este templo fue traspasado a la Universidad del Zulia para su restauración, pero la falta de recursos financieros evitó que este recinto sirviera como complejo cultural al servicio de la comunidad zuliana.

Actualmente esta edificación, que fue declarada Patrimonio Histórico Nacional en 1960, se encuentra totalmente abandonada.


Por: Agustín Arteaga

APOSTADORES MARACUCHOS


Dos apostadores enfermizos están mirando a la vieja del frente que tiene las piernas abiertas y dicen: - La pantaleta de la señora es negra; el otro apostador brinca y dice: - NO! es marrón... Mandan a un carajito a verificar de qué color es la pantaleta y al regresar les dice: - Se pelaron los dos, ni es negra ni es marrón… son moscas.