EL SANTO CRISTO DE MARACAIBO




El 12 de febrero de 1489, el reverendo Diego Hernández Marmolejo, donó 300 mil maravedíes y costeó el retablo de la Capilla Santa Ana en la Catedral de Sevilla, España, a donde años después, exactamente en 1664, fue llevado el Santo Cristo de Maracaibo.

El Cristo estuvo por más de cien años en la Capilla de San Laureano, hasta que el 29 de mayo de 1795, se ordenó trasladarlo a la Capilla de Santa Ana y San Bartolomé, que después pasó a llamarse también Capilla del Santo Cristo o del Señor de Maracaibo.

El traslado se hizo un año más tarde, luego que el escultor José González lo ejecutara adecuadamente.

APOSTADORES MARACUCHOS


Dos apostadores enfermizos están mirando a la vieja del frente que tiene las piernas abiertas y dicen: - La pantaleta de la señora es negra; el otro apostador brinca y dice: - NO! es marrón... Mandan a un carajito a verificar de qué color es la pantaleta y al regresar les dice: - Se pelaron los dos, ni es negra ni es marrón… son moscas.