EL LIBERTADOR VISITA MARACAIBO




1826, llega a Maracaibo, por segunda y última vez, el Libertador Simón Bolívar, entrando por vía lacustre desde San Carlos del Zulia y precisamente en el viaje inaugural del Esteamboat, el primer barco a vapor que prestó servicio al público entre Maracaibo y los Puertos del Sur del Lago.

Se hospedó en la llamada Casa Fuerte, residencia de unos familiares, la cual estaba ubicada en la esquina de las calles Urdaneta y Bolívar, donde actualmente está el edificio principal del Banco de Venezuela.

Ya en tierra zuliana, el Libertador lanza una proclama destinada a contrarrestar el intento de rebeldía del general José Antonio Páez.

En las dos visitas que realizó el Genio de América a Maracaibo causó revuelo entre sus seguidores, sobre todo entre las zulianas, quienes siempre le pedían que saliera al balcón de la Casa Fuerte para saludarlo.

APOSTADORES MARACUCHOS


Dos apostadores enfermizos están mirando a la vieja del frente que tiene las piernas abiertas y dicen: - La pantaleta de la señora es negra; el otro apostador brinca y dice: - NO! es marrón... Mandan a un carajito a verificar de qué color es la pantaleta y al regresar les dice: - Se pelaron los dos, ni es negra ni es marrón… son moscas.