EL LAGO DE MARACAIBO Y VENECIUELA




El 18 de mayo de 1499, el navegante, conquistador y gobernante Alonso de Ojeda, zarpa del Puerto de Santa María, en la provincia de Cádiz, España, en la primera travesía que inauguró lo que en esa época llamaron "viajes menores" o "viajes andaluces", a través del cual se descubriría el 24 de agosto de ese año, el Lago Coquivacoa o Cunquivacoa, más adelante denominado Lago de Maracaibo.

Escogieron la ruta del tercer viaje de Colón: Trinidad, Margarita (costa de las perlas), Curazao y península de Coquivacoa o Goajira. Acompañaban al descubridor, entre otros: Américo Vespucio, Juan de la Cosa, autor del primer mapa de Venezuela; y Martín Fernández de Enciso, autor del libro Suma de Geografía, donde se escribe por primera vez el nombre de nuestro país como Veneciuela, inspirado en los palafitos que le recordaron Venecia.

Cabe mencionar que Ojeda fue el primer hispano en contraer nupcias con una mujer americana, una hermosa indígena a quien conocían con el nombre de la India Guaricha, a quien más adelante, su esposo llamó Isabel, quien fue la madre de sus tres hijos. Esta zuliana recibió el mejor trato y orientación social de su esposo, y podríamos decir, que fue la primera americana en pasearse por los elegantes salones de Europa.

Este grupo de exploradores regresaron un año después a Cádiz, pero la expedición fue poco rentable.


Por: Agustín Arteaga

APOSTADORES MARACUCHOS


Dos apostadores enfermizos están mirando a la vieja del frente que tiene las piernas abiertas y dicen: - La pantaleta de la señora es negra; el otro apostador brinca y dice: - NO! es marrón... Mandan a un carajito a verificar de qué color es la pantaleta y al regresar les dice: - Se pelaron los dos, ni es negra ni es marrón… son moscas.