EL DESTINO DE RAFAEL URDANETA

El Zuliano Rajao



1842, el presidente José Antonio Páez designó al zuliano Rafael Urdaneta, general en jefe, de las tropas que debían rendir homenaje al Libertador a la entrada de sus restos a la cuidad de Caracas.

En este importante acto que se realizó en diciembre de 1842, Urdaneta vistió por última vez su uniforme militar.

Y este mismo día de 1845, al zuliano Rafael Urdaneta le sucede lo mismo:

Llega a La Guaira el féretro con los restos mortales del general Rafael Urdaneta, quien había fallecido en París en agosto de ese año.

El día 25 fue desembarcado y trasladado a la iglesia parroquial, donde permaneció con guardia de honor hasta la mañana del 26.

De La Guaira partió a Caracas hacia el Templo San Francisco, donde estuvo en capilla ardiente hasta que fue sepultado el 27 de noviembre.


APOSTADORES MARACUCHOS


Dos apostadores enfermizos están mirando a la vieja del frente que tiene las piernas abiertas y dicen: - La pantaleta de la señora es negra; el otro apostador brinca y dice: - NO! es marrón... Mandan a un carajito a verificar de qué color es la pantaleta y al regresar les dice: - Se pelaron los dos, ni es negra ni es marrón… son moscas.