''EL CABALLERO DEL CANTO NACIONAL''




1959, nace en San Francisco de Macaira, municipio José Tadeo Monagas, estado Guárico, el cantante de música llanera Roger Bencomo, denominado artísticamente por Simón Díaz como Rogelio Ortiz, "El Caballero del Canto Nacional".

A los seis años comienza las actividades artísticas en todos los actos culturales, habidos y por haber, conjuntamente con el aprendizaje en la educación primaria. En secundaria vive la hermosa experiencia de cantar gaitas y aguinaldos con sus compañeros de clase. Más adelante, incursiona en otros géneros musicales a través de la orquesta de su pueblo, donde le correspondió interpretar boleros, merengues, salsa y guarachas.

En 1979 decide estudiar Ingeniería Industrial en Caracas, y además probar suerte en el mundo de la música. Allí conoce a un gran exponente de la música llanera, como lo sigue siendo Luis Lozada "El Cubiro". Esta leyenda del Llano lo encamina a los estudios de grabación del sello discográfico Discomoda, y en 1983, graba su primer disco titulado Para Una Mujer Bonita.

Integró los coros de Reynaldo Armas y participó en las obras musicales El amor más grande y El morichal amigo. En 1987 gana en San Fernando de Apure el premio Florentino de Oro, con la pieza musical Soledad; igualmente logra coronar el Primer Festival Internacional de la Canción Llanera en Villavicencio, Colombia, con la misma canción; y representa a nuestro país en el Festival Iberoamericano de la Canción OTI, celebrado en Paraguay en 1995.

Rogelio Ortiz, gracias a su fructífera y nacionalista carrera artística, fue proclamado Patrimonio Musical de Altagracia de Orituco. Entre sus éxitos recordamos: Por caprichos del destino, Soledad, Mujeres divinas, y muchos más.

Desde niño sintió atracción por nuestra gaita zuliana, y en 2007, visita al Zulia y pisa los estudios de Sonofuturo para grabar una hermosa gaita nacionalista titulada Venezuela mía, del compositor perijanero Agustín Arteaga, y con la compañía del grupo Galenos, producción musical que recorrió la geografía nacional.

Es interesante indagar la discografía de este gran cantante llanero con estudios en canto lírico, grabando entre los clásicos mundiales 'O sole mio.

Desde el Zulia felicitamos a este valor del canto nacional que pronto escucharán al lado de Germán Ávila en la gaita Mi Llano, de la autoría de William Atencio e incluido en el album Una voz, seis décadas.


Por: Agustín Arteaga

APOSTADORES MARACUCHOS


Dos apostadores enfermizos están mirando a la vieja del frente que tiene las piernas abiertas y dicen: - La pantaleta de la señora es negra; el otro apostador brinca y dice: - NO! es marrón... Mandan a un carajito a verificar de qué color es la pantaleta y al regresar les dice: - Se pelaron los dos, ni es negra ni es marrón… son moscas.