CREACIÓN DEL TEATRO BARALT

El Zuliano Rajao



Gracias a los esfuerzos de la Sociedad Unión Maracaibo, el 28 de agosto de 1877, el presidente del Zulia, Rafael Parra, nombra una Junta de Fomento para construir un teatro, con anteproyecto original del ingeniero cubano Manuel de Obando y construcción de Manuel S. Soto. La edificación sería en la misma esquina que desde 1840, era el único espacio cultural de Maracaibo.

Esta nueva sede fue inaugurada el 24 de julio de 1883, durante el Gobierno regional de José Escolástico Andrade. Era un edificio elegante, con pórtico de cuatro columnas y encima de este, una terraza con barandas de hierro, de estilo dórico-romano, paredes de ladrillo y mampostería; techumbre de hierro galvanizado, aceras de mármol, con 12 mangueras giratorias que atravesaban verticalmente el edificio para su mayor ventilación. Tenía, además, un hall de entrada, platea para capacidad de 250 personas, balcones y galería.

El interior estaba construido con madera del país, con un estilo de influencia árabe; el cielo raso pintado al óleo, representando las nueve musas en otros tantos medallones que formaban una corona alrededor de la araña central; el pavimento del primer piso era de mármol blanco y las escaleras de madera pulimentada.

De esta manera surgió nuestro legendario Teatro Baralt.

APOSTADORES MARACUCHOS


Dos apostadores enfermizos están mirando a la vieja del frente que tiene las piernas abiertas y dicen: - La pantaleta de la señora es negra; el otro apostador brinca y dice: - NO! es marrón... Mandan a un carajito a verificar de qué color es la pantaleta y al regresar les dice: - Se pelaron los dos, ni es negra ni es marrón… son moscas.