CREACIÓN DE LA DIÓCESIS DE MARACAIBO




El 30 de junio de 1817, el obispo panameño Rafael Lasso de la Vega, amigo íntimo de nuestro Libertador Simón Bolívar e insigne colaborador de la causa independentista, convoca a una Asamblea Eclesiástica para tratar asuntos de la creación definitiva de la Diócesis de Maracaibo.

En el siglo XVIII, la provincia de Maracaibo dependía eclesiásticamente de la Diócesis de Venezuela, con sede en Coro, y más adelante, en Caracas. Por tal motivo, el gobernador de la provincia de Maracaibo, Alonso del Río, hizo la solicitud para la creación de nuestra Diócesis, y gracias a la bula emitida por el papa Pío VI, se eleva la Diócesis de Mérida de Maracaibo, el 17 de febrero de 1777, y que enmarcaba las jurisdicciones de las provincias de Maracaibo, Mérida y Barinas, dependientes todas del arzobispado de Santa Fe. El obispo Lasso luchó incansablemente por su diócesis y abrazó la causa patriótica.

En honor a él, una calle de Maracaibo, la población de San Rafael de El Moján y el Museo Arquidiocesano de Maracaibo, llevan su nombre.


Por: Agustín Arteaga

APOSTADORES MARACUCHOS


Dos apostadores enfermizos están mirando a la vieja del frente que tiene las piernas abiertas y dicen: - La pantaleta de la señora es negra; el otro apostador brinca y dice: - NO! es marrón... Mandan a un carajito a verificar de qué color es la pantaleta y al regresar les dice: - Se pelaron los dos, ni es negra ni es marrón… son moscas.