CONSAGRACIÓN DE NUESTRA CATEDRAL




El 18 de abril de 1818, monseñor Rafael Lasso de la Vega, consagra la iglesia matriz o iglesia parroquial mayor de Maracaibo, bajo la protección de los apóstoles San Pedro y San Pablo.

Años más tarde, esta iglesia ubicada frente a la actual Plaza Bolívar, se convertiría en la Catedral de Maracaibo. No se sabe con exactitud, cuando se edificó esta iglesia, pero tomando como referencia las visitas pastorales de monseñor Mariano Martí Estadellá, obispo de Venezuela, en 1610 dan apertura a los Libros Parroquiales de partidas de matrimonio, lo que certifica que su construcción fue años antes. Por otra Parte, gracias a la devoción del gobernador de la provincia de Maracaibo, Francisco de la Rocha Ferrer, en 1717, se le dedicó un altar a la Virgen del Carmen.

Fue en 1813, cuando el diputado marabino José Domingo Rus, representante ante las Cortes de Cádiz, España, y conocido como "El Primer Regionalista", solicita la elevación de dicha iglesia a catedral. De esa manera, la Regencia de España dispone la traslación de la sede episcopal de Mérida a Maracaibo; pero en 1821, el Congreso de la Gran Colombia, en manos de los patriotas y liderados por Simón Bolívar, deciden trasladar de nuevo la sede episcopal a Mérida, y vuelve a convertirse en iglesia parroquial.

En 1897, gracias a los oficios de monseñor Cástor Silva, periodista y escritor, se crea la Diócesis de Maracaibo, y de nuevo tuvimos catedral, convirtiéndose el Dr. Francisco Marvez en su primer obispo.


Por: Agustín Arteaga

APOSTADORES MARACUCHOS


Dos apostadores enfermizos están mirando a la vieja del frente que tiene las piernas abiertas y dicen: - La pantaleta de la señora es negra; el otro apostador brinca y dice: - NO! es marrón... Mandan a un carajito a verificar de qué color es la pantaleta y al regresar les dice: - Se pelaron los dos, ni es negra ni es marrón… son moscas.