CIRO ''COYEYO'' VILLALOBOS, FURRERO

Fuente:Daniel Hernández Luengo / IMGRA



Hace más de un siglo, Maracaibo vio nacer a un personaje que con el devenir de los años se convirtió en referencia fundamental, de uno de los géneros nacionales que forma parte de nuestro gran reservorio musical como lo es la Gaita de Furro.

Gracias a su padre "Don Virgilio Carruyo" insigne compositor del siglo XIX, es que adquiere ese amor puro e irrefutable cual albacea genético por la reina del folklore.

Se destacó por ejecutar el instrumento más emblemático e importante de la Gaita como lo es el furro, el cual desciende de la zambomba española y que a su vez en nuestro país se le conoce también como Furruco o mandullo.

Desde el año 1962 forma parte del Conjunto Saladillo al lado de su hijo Nerio Matheus, quien se encargó de organizar y dirigir el mismo. Esta agrupación estuvo integrada por una pléyade de cantores e instrumentistas entre los que se destacan: Ricardo Aguirre, José Ríos "Bolita", Moisés Martínez, entre otros; y cuyo apelativo adquirido fue "Los Gaiteros del Pueblo".

Gracias a su prodigiosa memoria logra compartir algunas composiciones escritas por su papá que datan del siglo XIX, y que luego fueron grabadas a partir de la década del 60, entre ellas mencionamos: El superior, El paludismo, La cañonera, El águila americana, El polvo virginal, Cigarrillos X, El indolente, La hoja de oro, El toro, La flor de la Habana y muchas más.

Murió a los 79 años de edad en nuestra ciudad, dejando un digno ejemplo de preservación y difusión de nuestras tradiciones populares... Cortesía del Lic. Daniel Hernández Luego.


APOSTADORES MARACUCHOS


Dos apostadores enfermizos están mirando a la vieja del frente que tiene las piernas abiertas y dicen: - La pantaleta de la señora es negra; el otro apostador brinca y dice: - NO! es marrón... Mandan a un carajito a verificar de qué color es la pantaleta y al regresar les dice: - Se pelaron los dos, ni es negra ni es marrón… son moscas.