CARMELO FERNÁNDEZ, AMIGO DEL ZULIA




1809, nace en San José de Guama, estado Yaracuy, Venezuela, el ingeniero, militar, dibujante, litógrafo, acuarelista, pedagogo y laureado pintor Carmelo Fernández Páez, sobrino del general José Antonio Páez, quien lo envía a Caracas para ampliar sus conocimientos académicos.

En 1823, viendo sus cualidades y habilidades, sus profesores lo recomiendan para el Colegio Washington ubicado en Nueva York, EE.UU., lugar donde comienza a estudiar Ingeniería.

En 1829, ya enfilado dentro del Ejército patriota, es ascendido a Teniente y sirve a la causa independentista muy cerca de su admirado Libertador Simón Bolívar. Hacia 1870, ya en territorio zuliano, se desempeña como ingeniero en la administración del presidente del Zulia general Venancio Pulgar, quien le encarga el diseño de la nueva plaza Bolívar de Maracaibo, ejecutando además 6 paisajes murales para el Palacio de las Águilas (Cóndores) sobre diferentes aspectos sobre el hombre y la geografía zuliana. También se desempeña como profesor de Dibujo e Idiomas en el Colegio de Varones de Maracaibo.

Como fue gran conocedor de la personalidad de Simón Bolívar, logra popularizar su retrato, el mismo que está troquelado en las monedas que ya muy poco vemos circular en nuestro territorio, al igual que el escudo del reverso.

A la caída del general Venancio Pulgar, el profesor Carmelo Fernández logró contener la ira del pueblo maracaibero que intentaba destrozar, entre otras obras de Pulgar, las verjas de la plaza Bolívar, hermosa obra que había construido con sus propias manos.


Por: Agustín Arteaga

APOSTADORES MARACUCHOS


Dos apostadores enfermizos están mirando a la vieja del frente que tiene las piernas abiertas y dicen: - La pantaleta de la señora es negra; el otro apostador brinca y dice: - NO! es marrón... Mandan a un carajito a verificar de qué color es la pantaleta y al regresar les dice: - Se pelaron los dos, ni es negra ni es marrón… son moscas.