CAMPO PETROLERO TÍA JUANA, ZULIA




El 9 de marzo de 1928, la transnacional Lago Petroleum Corporation anuncia haber completado la exploración de un productivo pozo petrolero denominado Tia Juana N° 1, específicamente en un fundo que perteneció a la señora Juana Villasmil, ya que este fue adquirido el 27 de julio de 1921 por Santos Matute Gómez, hermano del dictador Juan Vicente Gómez, y por el empresario Bladimiro Jugo Padrón.

Este pozo petrolero inició el desarrollo del Campo Costanero Bolívar y fue bautizado con el nombre de Tía Juana, lo que le dio trascendencia mundial por la calidad de su crudo, siendo una referencia internacional conocida como el Tía Juana Light.

Posteriormente, la Creole Petroleum Corporation estableció sus operaciones en dicho lugar, las cuales identificó como la División Occidental; la Royal Dutch Shell también hizo presencia en este lugar, pero en tierra firme, construyendo el famoso muro de contención y los campos de habitación exclusivos para sus trabajadores, dotándoles de importantes servicios que hoy muchos anhelan.

Esta población comenzó a establecerse en el siglo XIX alrededor de lo que fue el famoso Hato de Juana Villasmil, luego fue denominada parroquia Manuel Manrique que pertenecía a la jurisdicción del distrito Cabimas, hasta que fue elevado a la capital del municipio Simón Bolívar en 1995.

Algo muy significante es que la bandera de este municipio lleva entre sus símbolos una rosa, en honor esta popular mujer venezolana muy laboriosa y altruista, quien había llegado a Cabimas durante la segunda década del siglo XIX, y acompañada de su esposo Lorenzo Romero.

Después de la muerte de su esposo, Juana Villasmil se dedicó plenamente a trabajar en función de su comunidad y logró la construcción un templo religioso en el mismo lugar donde hoy está la sede de la Catedral de Cabimas.

Según las leyes de división territorial, estas tierras pertenecieron a lo que fue el distrito Bolívar hasta 1989; entre 1989 y 1995, estuvo dentro de la jurisdicción del municipio Cabimas; y en 1995, por iniciativa del luchador social Franklin Duno, fue elevado a municipio Simón Bolívar, capital Tía Juana.


Por: Agustín Arteaga

APOSTADORES MARACUCHOS


Dos apostadores enfermizos están mirando a la vieja del frente que tiene las piernas abiertas y dicen: - La pantaleta de la señora es negra; el otro apostador brinca y dice: - NO! es marrón... Mandan a un carajito a verificar de qué color es la pantaleta y al regresar les dice: - Se pelaron los dos, ni es negra ni es marrón… son moscas.