BATALLA DE JUANA DE ÁVILA, ZULIA




1822, las fuerzas patriotas comandadas por el coronel de nacionalidad cubana, José Rafael de las Heras, quien tenía 34 años de edad para entonces, vencen a las tropas españolas lideradas por el terrible Francisco Tomás Morales, dirigidas este día por el capitán Juan Ballesteros, las cuales se habían atrincherados en el Hato Juana de Ávila, propiedad del señor Joaquín de Ávila y de Juana Concepción Castellanos y Ferrer, ubicado al norte de Maracaibo, hoy vecino de la Facultad de Ingeniería de la Universidad del Zulia.

Fueron 216 soldados realistas los que atravesaron el Lago de Maracaibo, desembarcando en las playas del sector El Empedrao, para luego morir todos juntos en dicha ofensiva, que tenía como objeto recuperar a toda costa la provincia de Maracaibo que se había pronunciado a favor de la Independencia.

El valiente coronel José Rafael de las Heras muere por las múltiples heridas recibidas en batalla, algunos historiadores señalaron que fue una muerte deseada por la tristeza de un desamor que contaremos el próximo 16 de septiembre.

En la imagen podemos observar una inmensa piedra de ojo con una placa de mármol ubicada en el lugar de los acontecimientos, donde reza lo siguiente:

"A los valientes soldados muertos en este glorioso campo de Juana de Ávila el 24 de abril de 1822".

APOSTADORES MARACUCHOS


Dos apostadores enfermizos están mirando a la vieja del frente que tiene las piernas abiertas y dicen: - La pantaleta de la señora es negra; el otro apostador brinca y dice: - NO! es marrón... Mandan a un carajito a verificar de qué color es la pantaleta y al regresar les dice: - Se pelaron los dos, ni es negra ni es marrón… son moscas.