BAJADA DE LA VIRGEN DE CHIQUINQUIRÁ

Emmanuel Fuenmayor / El Zuliano Rajao



El último sábado del mes de octubre de cada año se realiza La Bajada de la Virgen Chiquinquirá, hecho que se ha convertido en toda una tradición para los devotos de la Virgen que logran colmar la Plazoleta de la Basílica en pleno centro de Maracaibo.

El presbítero Eleuterio Cuevas señaló en una oportunidad que desde 1960 a 1970, no hubo continuidad en La Bajada de la Virgen, debido a las reformas del Concilio Vaticano, pero en 1970, gracias a monseñor Roberto Lückert León, es que se le da un realce a esta celebración, motivado a la situación que vivían los habitantes de El Saladillo con la demolición parcial de ese sector. Las personas estaban emigrando a otros sectores de la región y esta manifestación permitió congregarse de nuevo y permitir retomar esta bella tradición.




APOSTADORES MARACUCHOS


Dos apostadores enfermizos están mirando a la vieja del frente que tiene las piernas abiertas y dicen: - La pantaleta de la señora es negra; el otro apostador brinca y dice: - NO! es marrón... Mandan a un carajito a verificar de qué color es la pantaleta y al regresar les dice: - Se pelaron los dos, ni es negra ni es marrón… son moscas.