ANDRÉS BELLO, ''EL HUMANISTA AMERICANO''




1865, fallece en Santiago de Chile, a los 83 años, Andrés Bello López, considerado el primer humanista de América. Fue uno de los seres más fecundos que surgió en la tierra sudamericana a lo largo del siglo XIX. Este filósofo, poeta, filólogo, educador y jurista, nació en la capital de la entonces Capitanía General de Venezuela, lugar en el que vivió hasta 1810. Con una profunda educación, participó en el proceso revolucionario que llevaría a la Independencia de nuestro país.

CONOZCAMOS A ANDRÉS BELLO

El 29 de noviembre de 1781, nace en Caracas, Venezuela, Andrés de Jesús María y José Bello López, hijo primogénito del músico Bartolomé Bello y de doña Ana Antonia López.

Este humilde caraqueño fue un ejemplo en su época; logró ser filósofo, poeta, traductor, filólogo, ensayista, educador, político y diplomático, es decir, todo un polímata.

Desde muy pequeño fue un apasionado por la lectura, y antes de cumplir los 15 años ingresó a la Real y Pontificia Universidad de Caracas, siendo la admiración de sus profesores.

Desde los 16 años empezó a dar clases particulares a los hijos de las principales familias caraqueñas, entre ellas, a la familia Bolívar, impartiéndole al joven Simón las cátedras de Geografía y Bellas Artes. A los 18 años recibió el título de Bachiller en Artes, ocupando el primer lugar de todo el Curso.

El 19 de noviembre de 1842, se crea la Universidad de Chile, convirtiéndose en su primer rector. Además es nombrado miembro honorario de la Real Academia de la Lengua Española en el año de 1851.

Andrés Bello fallece en la ciudad de Santiago de Chile el día 15 de octubre de 1865, y es sepultado en el Cementerio General de la mencionada ciudad.

En honor a él, hoy se celebra en nuestro país, el Día del Humanista y del Escritor.


Por: Agustín Arteaga


APOSTADORES MARACUCHOS


Dos apostadores enfermizos están mirando a la vieja del frente que tiene las piernas abiertas y dicen: - La pantaleta de la señora es negra; el otro apostador brinca y dice: - NO! es marrón... Mandan a un carajito a verificar de qué color es la pantaleta y al regresar les dice: - Se pelaron los dos, ni es negra ni es marrón… son moscas.