SAN TARSICIO... EL MÁRTIR DE LA EUCARISTÍA

Agosto 14, 2020




Tarsicio o Tarcisio, es un nombre de origen latín que significa: valor, atrevimiento, osadía.

Este Santo era un ayudante de los sacerdotes en Roma, y un día, después de participar en una Misa en las Catacumbas de San Calixto, fue encargado por el Obispo para llevar la Sagrada Eucaristía a los cristianos que estaban en la cárcel prisioneros por proclamar su fe en Jesucristo.

Por la calle se encontró con un grupo de jóvenes paganos que le preguntaron qué llevaba allí bajo su manto; él no les quiso decir, y por eso lo atacaron ferozmente para robarle la Eucaristía, pero el joven prefirió morir antes que entregar tan sagrado tesoro.

Cuando estaba siendo apedreado llegó un soldado cristiano y alejó a los atacantes, y San Tarsicio le encomendó que les llevara la Sagrada Comunión a los encarcelados, muriendo feliz por haber podido dar su vida por defender el Sacramento y las sagradas formas donde está el Cuerpo y la Sangre de Cristo.

El 12 de abril de 1991, se inaugura en la circunvalación N° 2 de Maracaibo, la Iglesia San Tarsicio, hermosa edificación impulsada por monseñor Gustavo Ocando Yamarte, fundador y presidente de la organización Niños Cantores del Zulia.

A San Tarcisio se le representa con un hostiario en el pecho.


Por: Agustín Arteaga







APOSTADORES MARACUCHOS


Dos apostadores enfermizos están mirando a la vieja del frente que tiene las piernas abiertas y dicen: - La pantaleta de la señora es negra; el otro apostador brinca y dice: - NO! es marrón... Mandan a un carajito a verificar de qué color es la pantaleta y al regresar les dice: - Se pelaron los dos, ni es negra ni es marrón… son moscas.