SAN MARCOS DE ARETUSA

Marzo 29, 2018




Marcos, nombre de origen germánico que significa: El protector.

Durante el Reinado del emperador Constantino, este Santo, junto a unos fieles, demolió el templo pagano de Aretusa y construyó una iglesia cristiana, pero cuando Juliano El Apóstata ocupó el trono de Emperador, proclamó que todos aquellos que habían destruido templos paganos debían reconstruirlos o pagar una fuerte multa.

Marcos no quiso obedecer y huyó de la furia de sus enemigos, pero al enterarse que algunos de sus fieles habían sido aprendidos regresó y se entregó. Fue arrastrado por las calles, desnudado, azotado y entregado a unos escolares para que lo punzaran y desollaran.

San Marcos conservó tanta calma en medio de sus sufrimientos, que se mofó de sus verdugos; la furia del pueblo se tornó en admiración y lo dejaron el libertad.

Tiempo después, el emperador Juliano acudió a San Marcos para pedirle perdón, el cual aceptó con toda humildad.



APOSTADORES MARACUCHOS


Dos apostadores enfermizos están mirando a la vieja del frente que tiene las piernas abiertas y dicen: - La pantaleta de la señora es negra; el otro apostador brinca y dice: - NO! es marrón... Mandan a un carajito a verificar de qué color es la pantaleta y al regresar les dice: - Se pelaron los dos, ni es negra ni es marrón… son moscas.