UN GRAN BALUARTE DE LA GAITA

El Zuliano Rajao



El 12 de marzo de 2011, muere en Maracaibo el gran músico, compositor, locutor, cantante y cronista de la gaita, Humberto José Rodríguez Balestrini, apodado por el locutor Guillermo Barrera como "Mamaota", quien un día le expresara: "Vos sois más largo que el amor de madre, parecéis una mamaota".

Este gran baluarte y cultor de la gaita zuliana había nacido en Carora, estado Lara, el 27 de noviembre de 1945, y desde muy joven se residencia en el Zulia. Se le caracterizó como una persona honesta y lo demostró por muchos años en el difícil mundo de la gaita.

En 1970 contrajo nupcias con la también compositora, Dora Hernández, proveniente de una familia vinculada afectivamente a nuestro folclor zuliano.

Se inica en el mundo de la gaita con la agrupación Los Antillanos, y más adelante pertenece a Juventud Alegre, como también a la agrupación Blanco y Negro, esto antes de incorporarse a Rincón Morales, el grupo gaitero que le brindó más satisfacciones. Luego de integrar otros conjuntos gaiteros, funda su propia agrupación, Mamaota y su Familia Gaitera en el año 1978.

Como solista logra imponer los siguientes éxitos: Plegaria cubana, Candela y candela, Venancio, Parranda fiestera, entre otros. Entre sus composiciones más destacadas recordamos: Auyantepuy, Por eso gaita, Canaima, Con gaitas Fue, La gaita que llevo dentro, Mi ciudad y muchas otras más.

"Mamaota" recibió varios premios, entre los cuales se encuentran: Mara de Oro, Catatumbo de Oro, Tapiz de Oro, el Premio del Festival Pampero y muchos más. Humberto Rodríguez nos dejó una gran hemeroteca gaitera y la mayor colección de discos de gaitas del mundo.

En su honor, el Museo de la Gaita que se encuentra en la parroquia Santa Lucía de Maracaibo, lleva su nombre, Humberto "Mamaota" Rodríguez.

APOSTADORES MARACUCHOS


Dos apostadores enfermizos están mirando a la vieja del frente que tiene las piernas abiertas y dicen: - La pantaleta de la señora es negra; el otro apostador brinca y dice: - NO! es marrón... Mandan a un carajito a verificar de qué color es la pantaleta y al regresar les dice: - Se pelaron los dos, ni es negra ni es marrón… son moscas.