EL PRIMER CINEASTA VENEZOLANO

El Zuliano Rajao



El fotógrafo, periodista, empresario y pionero del cine nacional, Manuel Trujillo Durán, muere en Maracaibo, su ciudad natal, el 14 de marzo de 1933.

Junto a su hermano Guillermo y a su socio Adolfo Carrizo, funda un taller de fotograbado en la calle Venezuela de Maracaibo, donde tenían el Salón Fotográfico El Rayo de Luz, que más adelante les sirve para la edición de la revista que llevó el mismo nombre.

Se le atribuyen dos sucesos muy importantes del acontecer nacional; el primero sería la importación del primer vitascopio a Maracaibo, con el cual se hicieron las primeras exhibiciones cinematográficas en nuestro país, proyectadas en el Teatro Baralt de Maracaibo entre los días 10 y 11 de julio 1896, aunque existen cuestionamientos al respecto, al comentarse que fue Luis Miguel Méndez, un comerciante andino, quien lo importó, y Manuel Trujillo Durán fue el técnico que operó el innovador equipo, no solo en esas primeras funciones, sino en la gira nacional que se hizo para dar a conocer ese gran invento.

Se le atribuye, junto a su hermano Guillermo Trujillo Durán, la inauguración del cine venezolano, al estrenar en el Teatro Baralt, el 28 de enero de 1897, los dos primeros cortometrajes filmados en nuestro país, titulados: Un célebre especialista sacando muelas en el gran Hotel Europa y Muchachos bañándose en la laguna de Maracaibo.

APOSTADORES MARACUCHOS


Dos apostadores enfermizos están mirando a la vieja del frente que tiene las piernas abiertas y dicen: - La pantaleta de la señora es negra; el otro apostador brinca y dice: - NO! es marrón... Mandan a un carajito a verificar de qué color es la pantaleta y al regresar les dice: - Se pelaron los dos, ni es negra ni es marrón… son moscas.