EL MAESTRO SÁNCHEZ GARCÍA

El Zuliano Rajao



El 30 de agosto de 1969, fallece en Caracas el zuliano Luis Guillermo Sánchez García, ejecutante del violín y del piano, además, compositor y crítico.

En sus composiciones existe una perfecta armonía entre la belleza de la música y el contenido poético del mensaje, lo que lo convirtió en un compositor integral.

Realizó estudios de música con los maestros Evencio Áñez Parra y Cayetano Marttucci. Fue también compositor de música religiosa: Misas, motetes y dos plegarias, una a la Madre y otra a la Virgen de Chiquinquirá.

Así mismo, fue compositor de cuatro himnos: el de la emisora Ondas del Lago, Escuela de Enfermeras, Colegio Sucre y el Himno a Rafael Urdaneta.

Fue un gran colaborador para la fundación de la Orquesta Sinfónica de Maracaibo e integrante de la Orquesta de Cámara de LUZ, como también fundador de la Asociación de Músicos y Artistas del Estado Zulia, Amaez.

El maestro Sánchez García, como se le conocía, compuso muchos éxitos zulianos, entre ellos: Inquietud, Mi Lago Azul y el vals Lluvia, obteniendo con este último, el primer premio en el Concurso El Zulia Musical en su Radio, patrocinado por la Lotería del Zulia. Ese hermoso valse zuliano lo compuso el maestro Sánchez estando en tierras trujillanas y conmovido por la nostalgia que sentía por su tierra zuliana. Más adelante, la zulianísima Lila Morillo lo popularizó a través del disco a nivel nacional.

APOSTADORES MARACUCHOS


Dos apostadores enfermizos están mirando a la vieja del frente que tiene las piernas abiertas y dicen: - La pantaleta de la señora es negra; el otro apostador brinca y dice: - NO! es marrón... Mandan a un carajito a verificar de qué color es la pantaleta y al regresar les dice: - Se pelaron los dos, ni es negra ni es marrón… son moscas.